¿Quién quiere encuestar en Ciudad Juárez?

Ir de puerta en puerta haciendo preguntas en Ciudad Juárez, una de las más peligrosas del mundo, no es un trabajo envidiable.

Image caption Las autoridades encontraron más de 1.300 encuestadores que no se intimidan con la violencia.

Sin embargo, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México (INEGI) se las ha arreglado para encontrar los más de 1.300 encuestadores que necesitaba para llevar a cabo el Censo de Población y Vivienda 2010 en Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua.

Hace unos días, la institución registraba un déficit de 300 encuestadores para esta zona, pero, según le confirmó a BBC Mundo la directora del INEGI en Chichuaha, María Tomasa Badillo Almaraz, ahora se han llenado todas las plazas.

¿El truco? Contratar a personas ya residentes en Ciudad Juárez, que conocen el área, las calles "y las características demográficas y económicas de la zona", y para quienes las más de 5.000 muertes violentas registradas desde 2006 no son una intimidación insalvable.

La ciudad, de aproximadamente millón y medio de habitantes, fue dividida en 16 coordinaciones municipales y se buscó a personas de esas mismas áreas, explicó Badillo Almaraz.

"Son muchachos, hombres, mujeres que viven en esa zona, así que las dificultades y los riesgos los conocen ellos mejor que nosotros", añadió.

Así, durante cuatro semanas, entre el 31 de mayo y el 25 de junio, un pequeño ejército de encuestadores uniformados, con credencial, chamarra y mochila incluidas, tratarán de pasar por el 100% de las viviendas de Ciudad Juárez, conocida en el mundo entero por su violencia ligada al narcotráfico y el crimen organizado.

Recomendaciones sí, miedo no

Trabajarán en pareja o en grupo, portarán un celular poco ostentoso y no llevarán joyas. Esas son algunas de las recomendaciones generales que las autoridades les han dado a los encuestadores.

Asimismo, si reciben una actitud hostil tienen orden de retirarse, le dijo a BBC Mundo Badillo Almaraz.

Aún así, el INEGI tiene estrategias especiales para cubrir aquellas zonas ya identificadas como conflictivas.

"En vez de que un entrevistador dure tres o cuatro días en una colonia, lo que hacemos es llevar grupos de 20 ó 30 entrevistadores, de tal manera que podamos hacer lo que nosotros llamamos un barrido completo en una mañana y salir de la zona que nos puede provocar algún conflicto", explicó.

"No son un blanco"

En las grandes ciudades, el INEGI se comunicará con la policía municipal para avisarles semanalmente de las rutas y colonias en las que estarán trabajando sus entrevistadores.

Pero en el caso de Ciudad Juárez, donde son asesinadas en promedio 11 personas al día en incidentes relacionados en su gran mayoría con el narcotráfico, son el ejército y la policía federal los que mantienen el control de la seguridad desde hace varios años.

En conversación con BBC Mundo, el portavoz de la policía municipal de la ciudad, Jacinto Segura, confirmó que nadie del INEGI ni de la policía federal se habían puesto en contacto con su institución en relación al censo.

Reiteró su disposición a ayudar en caso de que así se lo soliciten y puntualizó que los encuestadores no son un objetivo en la guerra entre carteles de la droga que se está librando en Ciudad Juárez.

"No es una violencia indiscriminada. Los encuestadores no son un blanco en esta guerra. Sí es verdad que hay víctimas inocentes por el fuego cruzado que puede haber en la ciudad, pero ellos no son un objetivo".

¿Dónde vivía usted hace 5 años?

El conteo demográfico en Ciudad Juárez no es aislado. Forma parte del Censo de Población y Vivienda 2010 que se realiza en todo México y en el que participan unos 106.000 trabajadores.

Una de las preguntas que conforma el cuestionario es "¿Dónde vivía usted hace cinco años?". De los resultados de esta demanda particular, las autoridades esperan tener datos fiables sobre cuánta gente ha abandonado Ciudad Juárez en los últimos años, presumiblemente debido al incremento de la violencia.

"Claro que no vamos a saber cuántos se fueron al extranjero, porque ahí no se hace el censo", puntualizó Badillo Almaraz.

Si bien es una de las más notorias, Ciudad Juárez no es la única zona conflictiva en México. El INEGI tiene identificadas unas 400 manzanas de riesgo en todo el país.

El presidente del INEGI, Eduardo Sojo Garza Aldape, admitió que la inseguridad y la violencia asociada al narcotráfico podría limitar la labor de los encuestadores en determinadas regiones del país.

Se estima que los resultados preliminares del censo se harán públicos en diciembre y los definitivos en el primer trimestre de 2011.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.