Cotejan ADN de hijos de dueña de diario argentino

En medio de una fuerte polémica se realizaron este lunes en Argentina los exámenes para cotejar las muestras de ácido deoxirribonucleico (ADN) obtenidas de Marcela y Felipe Noble Herrera, hijos adoptivos de la directora del grupo Clarín, el principal grupo multimedios del país.

Image caption Abuelas de Plaza de Mayo sospecha que podrían ser hijos de personas desaparecidas.

Los jóvenes, de 33 años, fueron adoptados por Ernestina Herrera de Noble en 1976, a comienzos del último gobierno militar conocido como Proceso de Reorganización Nacional, que duró hasta 1983 y dejó según los grupos de derechos humanos unos 30.000 desaparecidos.

La organización Abuelas de Plaza de Mayo dijo a BBC Mundo que tiene motivos para sospechar que Marcela y Felipe -que no son hermanos de sangre- podrían ser hijos de personas desaparecidas durante ese periodo.

Se estima que unos 500 niños fueron secuestrados mientras sus padres eran mantenidos en cautiverio y entregados a otras familias.

Por ello, las Abuelas de Plaza de Mayo iniciaron la causa para conocer la identidad de los jóvenes, a instancias de dos familias que creen ser sus verdaderos familiares.

Sin embargo, el proceso ha estado plagado de controversias.

Según los hermanos Noble Herrera, la causa que los involucra tiene como fin dañar a su madre, dueña del Grupo Clarín, enfrentado con el gobierno de Cristina Fernández.

Acusaciones

En un aviso publicado en abril pasado en los principales diarios del país, Marcela y Felipe denunciaron "una campaña muy fuerte de ataques oficiales" y afirmaron haberse convertido "en una presa más de esa embestida".

Las acusaciones de los herederos de Clarín fueron respaldas por varios miembros de la oposición, quienes señalaron que el gobierno se escuda en cuestiones de derechos humanos para llevar a cabo una campaña contra el medio más crítico de su gestión.

Además del delicado contexto político que envuelve al caso, también generó controversia la forma en las que fueron obtenidas las muestras de ADN y el lugar donde se realizaron los estudios de histocompatibilidad (grado de semejanza genética de tejidos del cuerpo).

En diciembre pasado, los jóvenes habían acudido al Cuerpo Médico Forense de Buenos Aires para practicarse las pruebas genéticas ordenadas por la justicia.

Lea: Pruebas de ADN a hijos de dueña de Clarín

Sin embargo, los querellantes afirmaron que en esa institución las muestras genéticas solamente serían cotejadas con las de las dos familias que reclaman un parentesco.

En vez, los denunciantes exigieron que los exámenes se lleven a cabo en el Banco Nacional de Datos Genéticos, que contiene el mayor archivo de muestras de familiares de desaparecidos.

Sólo así, afirmaron, podría revelarse realmente si los jóvenes fueron apropiados ilegalmente.

Nueva ley

Una ley aprobada en noviembre pasado estipula que las pruebas biológicas realizadas para determinar la identidad de personas en las causas en las que se investigan delitos de lesa humanidad deben realizarse en el Banco Nacional de Datos Genéticos.

Lea: Argentina: es ley examen obligatorio de ADN

Image caption Marcela Noble defendió su derecho a no saber quiénes son sus padres biológicos.

No obstante, la familia Noble Herrera denunció que en esa institución no puede garantizarse la imparcialidad de los estudios, ya que la mismo depende del poder ejecutivo.

La jueza Sandra Arroyo Salgado, que instruye el caso, ordenó que los estudios se realizaran en el lugar indicado por la ley.

Este lunes, el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Argentina, Lino Barañao, defendió la transparencia del trabajo del Banco Nacional de Datos Genético, que funciona en el Hospital Durand.

Barañao señaló que "están tomados todos los reaseguros" para evitar cualquier error o manipulación, ya que "hay peritos de las partes, que controlan todo, en todo momento".

En tanto, militantes de organizaciones de derechos humanos, sociales y sindicales realizaron un abrazo simbólico fuera del hospital, en apoyo a la institución.

Extracción obligatoria

Además de estipular el lugar donde se deben llevar a cabo los estudios, la nueva ley aprobada en noviembre permite que la justicia obtenga muestras genéticas de forma forzosa, algo que fue cuestionado incluso por defensores de los derechos humanos.

En ese sentido, causó indignación la decisión de la jueza Arroyo Salgado de ordenar la extracción obligatoria de material genético de los hermanos Noble Herrera, el pasado 28 de mayo.

Los jóvenes denunciaron que fueron obligados a desnudarse frente a los peritos y a entregar algunas de sus prendas íntimas.

En una inusual aparición pública, Marcela Noble defendió durante una entrevista con la agencia estadounidense Associated Press (AP) su derecho a no saber quiénes son sus padres biológicos.

"La identidad es algo nuestro, es algo privado, y creo que no nos hace falta ni que el Estado ni que Abuelas vengan a decirnos algo que es nuestro", señaló.

Plazos

Según el representante legal de Abuelas de Plaza de Mayo, Mariano Gaitán, los resultados de las pruebas realizadas el lunes se conocerán "en los próximos días", aunque no se establecieron los plazos exactos.

En tanto, este martes la Cámara Federal de San Martín rechazó el pedido de recusación presentado por los abogados de la familia Noble Herrera contra la magistrada Arroyo Salgado y confirmó la validez de las pericias ordenadas por la jueza.

Por su parte, la presidenta de Abuelas de Mayo, Estela de Carlotto, informó que envió un mensaje a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos advirtiéndole que de no cumplirse los exámenes de ADN en el caso Noble Herrera, el Estado argentino estaría violando "las garantías de acceso a la justicia".

Lea: Allanan casa de dueña de Clarín

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.