Mexicano confiesa que no vendió, sino mató a sus hijos

Enfrentamiento de residentes de Tepito con la policía (foto de archivo)
Image caption Covarrubias dijo que los niños habían sido secuestrados en un barrio popular no ajeno a las tensiones.

Un mexicano de 20 años que había sido acusado de vender a sus hijos para pagar una deuda confesó que asesinó a los menores.

La Procuraduría General de Ciudad de México informó en un comunicado que Javier Covarrubias González reconoció que asfixió a sus dos hijos, Isis Liliana, de un año, y Darien Isaí, de dos, y ocultó los cuerpos en lugares diferentes.

El caso comenzó a llamar la atención cuando el hombre denunció que los niños habían sido secuestrados en un barrio popular de la capital mexicana.

A raíz de la denuncia, los residentes de esa zona, el barrio Tepito, bloquearon carreteras y se enfrentaron con la policía en una protesta para exigir mayor seguridad.

Falso

Una investigación policial concluyó que el hombre mentía, por lo que Covarrubias cambió su versión de los hechos y aseguró que había vendido a los menores a una mujer para pagar una deuda de más de US$1.900.

Esto último generó un debate sobre la venta y el tráfico de niños, un delito que cada año afecta a 1,2 millones de menores en todo el mundo, según le dijo a BBC Mundo la organización no gubernamental Save the Children.

Sin embargo, el hallazgo de un cadáver de un niño llevó a que el hombre revelara que él mismo asfixió a sus hijos en un parque a donde los había sacado a pasear.

Covarrubias, bajo investigación por la probable comisión del delito de homicidio en razón del parentesco, no confesó la razón del crimen.

Ahora la Procuraduría de Justicia espera que estén listos los exámenes de ADN que corroboren la identidad de los cuerpos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.