Aumenta el homicidio de adolescentes en México

Mujeres lloran ante un ataúd con la bandera mexicana
Image caption La muerte de niños y adolescentes de forma violenta aumentó en México en los últimos años.

La lucha contra carteles de narcotráfico generó un aumento de homicidios contra adolescentes en México en los últimos tres años, advierten organizaciones civiles. La mayoría de las víctimas tienen entre 15 y 17 años.

En muchos casos los responsables no son castigados, especialmente cuando hay autoridades involucradas, dice Martín Pérez, director de la Red por los Derechos de la Infancia de México.

"Es un elemento habitual, cuando mueren niños o son lesionados inmediatamente, sin averiguación, la autoridad deslinda al Ejército o la policía", explica.

La Red presentó el jueves un Informe Alternativo sobre violencia contra niños y adolescentes ante el comité de expertos de la Convención por los Derechos de los Niños en Ginebra, Suiza.

El comité se reúne en esa ciudad como parte del Protocolo Facultativo de Niños en Conflictos Armados de la ONU.

Sicarios adolescentes

En los últimos cinco años unos 900 menores de edad han muerto en enfrentamientos entre carteles de narcotráfico y en combates con soldados y policías, según datos de medios mexicanos.

El Ministerio de Defensa y la Procuraduría (Fiscalía) General de la República (PGR) reconocen que no tienen cifras oficiales sobre el tema.

Sin embargo, el ministro de Gobernación, Fernando Gómez, reconoce que es necesario ser más precisos en el combate al narcotráfico. "En ese compromiso andamos todo el tiempo", afirma.

Las autoridades han detectado una participación cada vez mayor de menores de edad en bandas de delincuencia organizada.

Muchos son reclutados como vendedores de droga, centinelas en casas de seguridad o como sicarios, según informes del Centro Binacional de Derechos Humanos de Tijuana, al noroeste de México.

Estadísticas

Image caption Las autoridades detectaron una participación mayor de menores en bandas de delincuencia organizada.

De acuerdo con la Red, la muerte de adolescentes aumentó sobre todo en Chihuahua, Baja California, Sinaloa, Durango, Distrito Federal, Morelos, Nayarit y Oaxaca.

En estas ocho entidades la tasa rebasa los 10 homicidios por cada 100.000 habitantes, según datos del Ministerio de Salud.

Una cifra mayor al promedio nacional que es de 7,95 muertes por cada 100.000 personas.

"Este aumento se vincula a la guerra contra el narcotráfico, es un hecho contundente", asegura Pérez.

En varios casos las autoridades han señalado que las víctimas están relacionadas con la delincuencia organizada, lo cual ha causado críticas de organizaciones civiles.

El caso más reciente ocurrió en el Instituto Tecnológico de Monterrey, donde un par de jóvenes murieron en un enfrentamiento entre soldados y probables sicarios.

Al principio las autoridades afirmaron que se trataba de sicarios, pero luego se estableció que eran estudiantes, e incluso la PGR dijo que se alteró la escena donde ocurrió el incidente.

Informe de la CNDH

Otro caso "paradigmático", señala la Red, es el de los niños Martín y Bryan Almanza, quienes murieron en abril en Tamaulipas durante un confuso tiroteo donde participaron elementos del Ejército.

El Ministerio de Defensa dijo que las víctimas perdieron la vida en el fuego cruzado con un grupo de sicarios, pero la independiente Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) dijo que las muertes fueron por disparos de los militares.

"Hubo alteración de la escena de los hechos, omisión, dilación, uso arbitrario de la fuerza y obstrucción a la justicia", dijo el defensor del pueblo Raúl Plascencia.

El Ministerio dijo que estudiará el informe de la CNDH antes de emitir un comentario.

En la presentación del Informe Alternativo, la Red solicitó a la ONU su apoyo para que se establezca en México una defensoría independiente de los derechos de la niñez, instancia que actualmente no existe en el país.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.