Venezuela y Ecuador ven con cautela a Santos

José Manuel Santos
Image caption Santos anunció su intención de "trabajar de la mano con los países vecinos".

Los gobiernos de Venezuela y Ecuador, con quien Colombia mantiene unas deterioradas relaciones, dieron la bienvenida al llamado a la colaboración y la "concordia" que lanzó el recién electo presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Entre los retos más acuciantes en la política exterior de Santos está el de aliviar las tensiones que el país mantiene con ambos países.

Lea: Santos lanza mensajes de distensión

El futuro mandatario tendió la mano a sus vecinos al asegurar que "en las relaciones conflictivas siempre hay dos alternativas: mirar con amargura hacia el pasado o abrir caminos de cooperación para el futuro".

El desencadenante de la crisis diplomática con ambos países fue el ataque del gobierno colombiano a un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Ecuador en 2008, que sus vecinos vieron como una injerencia en la soberanía nacional ecuatoriana. Santos era entonces ministro de Defensa de Colombia.

En Venezuela, la victoria de Juan Manuel Santos no parece augurar una mejora en las tensas relaciones binacionales.

Este lunes, la Cancillería publicó un comunicado de cinco párrafos en el que felicitaba al pueblo de Colombia y al presidente electo por su triunfo.

Venezuela, "atenta" a los pasos de Colombia

Sin embargo, añadía que el país estará muy atento, no sólo a las declaraciones de los voceros del nuevo gobierno, sino a los hechos que vayan perfilando el tipo de relaciones que pueda ser posible llevar con sinceridad y respeto con el gobierno electo. El texto agrega que "los pueblos de Colombia y Venezuela somos hijos del mismo padre, Simón Bolívar, cuyas últimas palabras fueron precisamente el llamado a la unión".

Sin embargo, mientras que Colombia es el principal aliado de Estados Unidos en la región, Venezuela es su mayor detractor.

Aunque se ha abstenido de hablar del tema desde hace varias semanas, durante la campaña, el presidente Hugo Chávez llamó a Santos mafioso, amén de otros epítetos.

Aseguró que si era elegido "sería un peligro" para la región y manifestó que no estaría dispuesto a recibirle en Caracas.

Santos, útil antagonismo

Image caption Chávez dijo que si Santos era elegido presidente "sería un peligro" para la región.

Algunos observadores críticos del gobierno venezolano han manifestado que la victoria de Santos tiene otra posible consecuencia para Venezuela: la de proporcionarle a Hugo Chávez una figura antagónica que le sería útil para movilizar un sentimiento de nacionalismo entre sus compatriotas.

El ex vicecanciller Adolfo Tayllardhat le dijo a BBC Mundo que no hay indicios de un cambio de posición en el futuro cercano.

"Lo más que puede pasar es que se abra un período de tregua, un compás de espera como el que (Chávez) le concedió a (Barack) Obama, diciendo que iba a esperar a ver cómo evolucionaban las cosas. Pero no creo que ese compás, si se produce, dure", señaló.

Dudas sobre reactivación del comercio

Tayllardhat tampoco espera que se reactive el comercio binacional, que se encuentra muy reducido desde que el mandatario venezolano ordenara congelar las relaciones, a raíz del acuerdo colombo-estadounidense para el uso de bases militares en el vecino país en octubre de 2009.

El presidente venezolano desplazó entonces tropas a la frontera y reiteró el peligro de "guerra" en la región.

Pero las relaciones entre ambos estaban ya muy debilitadas desde el ataque de Colombia al campamento de las FARC en Ecuador en marzo de 2008, en el que murió el líder guerrillero Raúl Reyes.

Ese mismo episodio desencadenó la tensión diplomática con Ecuador, que ha recibido con cautela la elección del candidato del oficialista Partido de la U como nuevo presidente de Colombia.

Cautela en Ecuador

El presidente ecuatoriano Rafael Correa llamó este lunes al presidente electo de Colombia para felicitarle por su triunfo electoral.

"Quedamos en buscar la forma para establecer una especie de ruta crítica para mejorar aún más las relaciones y acelerar ese proceso (de reanudación de las relaciones diplomáticas) que va bastante adelantado", reveló Juan Manuel Santos desde Bogotá al referirse a la llamada telefónica de su homólogo.

Por su parte, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, señaló que espera que se concreten los anuncios que hizo Santos en su discurso de victoria.

"En el caso de Ecuador no vemos con amargura el pasado, pero sí vemos con preocupación lo que pueda pasar. Tenemos que ver con cautela, y no ser inocentes y cándidos en relación a lo que pasó", respondió el canciller Patiño, en declaraciones a la radio ecuatoriana Sonorama.

Lo dijo en referencia al bombardeo colombiano en territorio de Ecuador, que produjo la ruptura de las relaciones diplomáticas entre los dos países, que hasta el momento no se han reestablecido por completo.

Relaciones rotas

"Nosotros también invitamos al nuevo gobierno de Colombia a impulsar este trabajo por una verdadera unidad de América Latina y por luchar por la paz en nuestro continente", dijo el canciller Patiño a Telesur.

Image caption "Nosotros también invitamos a Colombia a impulsar el trabajo por la unidad", dijo el canciller ecuatoriano.

Por su parte, el vicepresidente ecuatoriano, Lenin Moreno, tras felicitar al pueblo colombiano por su participación en las urnas, también se refirió al ataque de marzo de 2008.

"Esperemos que no vuelva a haber, bajo ninguna circunstancia hechos similares como los que provocaron este distanciamiento", manifestó Moreno.

Ecuador demanda que, previo al restablecimiento de las relaciones bilaterales, Colombia entregue toda la información relacionada con el ataque, incluidos los discos duros de las supuestas computadoras de Raúl Reyes, que murió en el bombardeo junto con el ecuatoriano Franklin Aisalla, y otras 24 personas.

Proceso abierto contra Santos

Santos, durante la campaña, manifestó estar dispuesto a entregar la información que pide Ecuador y señaló que Colombia no lo ha hecho antes para respetar la cadena de custodia.

Un tribunal ecuatoriano mantiene un proceso judicial abierto en contra de Santos por las muertes ocurridas a causa del bombardeo, lo que ha sido rechazado por el gobierno de Colombia.

"Sabemos que se ha roto la cadena de custodia desde el primer día. Con eso se trató de desprestigiarnos como país, con información tergiversada. Se había ofrecido una parte limitada de esa información y queremos conocer todo para poder contar con argumentos y volver a desmentir aquellas tendenciosas y falsas afirmaciones que se dieron”, dijo el canciller Patiño la semana pasada.

Contenido relacionado