El Salvador: conmoción por quema de un autobús

Lugar del incidente
Image caption La policía salvadoreña acordonó la zona del crimen y desplegó unidades élite.

Una unidad del transporte público volvió a ser blanco de la delincuencia organizada en El Salvador, luego de que varios sujetos calcinaran a once personas, incluyendo al conductor y a varios pasajeros.

"Lo primero que escuché fue una cadena de disparos, como en ciclos de ocho repeticiones, y luego los gritos… Los gritos eran terribles", le contó a BBC Mundo una vecina del lugar de los hechos, en la capital del país.

El vehículo fue desviado a una calle adyacente, en el centro del populoso barrio de Mejicanos, cuando regresaba a la estación final con al menos una veintena de personas a bordo.

Las principales autoridades del gabinete de seguridad salvadoreño llegaron al lugar del crimen con la promesa que llevarán ante los tribunales a los autores de la masacre.

El Ministro de Seguridad Pública, Manuel Melgar, le dijo a BBC Mundo: "Los desconocidos interceptaron el microbús, lo rociaron con gasolina y luego lo incendiaron. Este hecho a todas luces es un acto de terrorismo".

Rescate

Entre tanto, el director de la Policía Nacional Civil (PNC), Carlos Ascencio, afirmó que agentes lograron rescatar a algunos pasajeros rompiendo los cristales de las ventanas.

Mejicanos, que es un barrio ubicado en el norte de la capital, es considerado como una zona peligrosa debido a la persistencia de las pandillas juveniles o "maras" como la 18 y la Mara Salvatrucha (MS13).

"En todas las áreas donde se movilizan y se concentran miembros de pandillas, nosotros vemos la seguridad en un marco más amplio para combatir el crimen", le comentó Ascencio a BBC Mundo.

Según los socorristas de la organización Comandos de Salvamento, once personas fallecieron dentro del transporte, mientras que nueve adultos resultaron lesionados y tres niños fueron internados a un centro hospitalario.

El mismo barrio también fue escenario de otro ataque a otra unidad del transporte donde otros sujetos dispararon a mansalva.

En el tiroteo, dos pequeñas y un adulto murieron tras haber sido trasladados a un hospital.

Las autoridades consideran que este último fue ejecutado para distraer a la policía y así tener tiempo de incendiar la otra unidad del vehículo.

La policía desplegó inmediatamente diferentes unidades élite como el Grupo de Reacción Policial (GRP) y, hacia la medianoche, reportó cuatro capturas, entre ellas la de un sospechoso con olor a gasolina en sus manos.

Extorsiones

Un investigador independiente le dijo a BBC Mundo, bajo condición de anonimato, que el control del barrio Mejicanos es disputado por las pandillas MS y 18.

"El problema es que la MS quiere rentear (extorsionar) en esta ruta de transporte, pero ellos ya están siendo renteados por la 18 y les explicaron que no pueden pagar a las dos (pandillas). Así es como empezó esta carnicería", afirmó.

Image caption Melgar dijo que lo sucedido es "a todas luces un acto de terrorismo".

Lugareños confirmaron que durante la última semana hubo varios incidentes, entre ellos dos homicidios en hechos relacionados con pandillas.

Un vecino que accedió conversar con BBC Mundo dijo: "A un muchacho de la 18 le dieron (lo asesinaron) unos de MS ahí en esa misma esquina donde metieron el microbús".

"¿Y sabe lo peor? Que quienes andan haciendo estas fechorías son unos niños. Si apenas tienen 13, 14 años… Es increíble. Ni en la guerra llegamos a tanta barbarie", agregó.

EL Salvador atravesó una guerra civil entre 1980 y 1992, que se cobró la vida de 75.000 víctimas.

La otrora ex guerrilla, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), es el partido en el poder tras derrotar electoralmente a la derecha el año pasado.

Este fin de semana fue particularmente violento.

En la zona central un grupo de desconocidos disparó a unos jóvenes durante un partido de fútbol. En el lugar murieron dos menores de edad.

Sin embargo, la masacre a un transporte del servicio público donde calcinaron a pasajeros sacudió a la opinión pública porque la ola de violencia llega a otro nivel, según aceptaron las autoridades.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.