Supremo de México libera a activistas de Atenco

Protesta en Atenco
Image caption Los beneficiados con la excarcelación tenían sentencias de hasta 112 años de prisión.

Un largo conflicto político parece haberse cerrado este miércoles cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó la inmediata libertad de 12 activistas sociales que desde 2006 permanecían encarcelados injustamente.

Los liberados pertenecen al Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco, que se opuso a la construcción de un aeropuerto en 2001 y que cinco años después se enfrentó violentamente contra policías del estado de México.

Tres líderes del movimiento, junto con otros nueve compañeros fueron acusados de secuestrar a servidores públicos.

En su resolución la SCJN anuló las sentencias contra los activistas, que fueron dictadas con base en pruebas falsas o utilizadas de manera ilegal.

Incluso uno de los magistrados, Juan Silva Meza, dijo que las condenas -de entre 12 y 112 años de prisión- parecían una forma maquillada de criminalizar la protesta social.

Venganza

La resolución de la Corte tiene efecto inmediato, por lo que la mayoría de los detenidos abandonarían la prisión este miércoles por la noche.

Sin embargo, el principal líder del FPDT, Ignacio Del Valle, tiene en su contra otras órdenes de captura que podrían alargar su permanencia en la cárcel de máxima seguridad de El Altiplano, donde permanece desde hace cuatro años.

A Del Valle la Corte le anuló una sentencia de 112 años de prisión por secuestro equiparado, delito que no pudo ser probado según los ministros.

La base de la sentencia fue el enfrentamiento de pobladores de San Salvador Atenco con policías del Estado de México en mayo de 2006.

Los habitantes, que protestaban por el desalojo de un mercado local, retuvieron a cuatro funcionarios. Cientos de policías acudieron a rescatarlos, en un violento operativo donde según la Corte se violaron los derechos humanos de los pobladores.

Allende fronteras

El conflicto trascendió las fronteras de México.

La ganadora del premioNobel de la Paz en 1997, Jordi Williams, había dicho que promovería una campaña para disuadir la visita de turistas a México en protesta por el caso de Atenco.

Otros diez premios Nobel habían apoyado el movimiento social, además del Dalai Lama y escritores como Noam Chomsky.

Además una de las activistas, América Del Valle, permanece en la embajada de Venezuela en México después de solicitar asilo político al gobierno de este país.

Lea: Mexicana pide asilo político a Venezuela

Del Valle, quien es hija del líder del FPDT, había permanecido cuatro años en la clandestinidad. La cancillería venezolana no ha resuelto si otorga o no el refugio a la activista.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.