Ecuador busca red de nacionalización de cubanos

Ricardo Patiño
Image caption El canciller ecuatoriano denunció la existencia de una red de corrupción.

"Estoy absolutamente seguro de que existe una red de corrupción a la que le estamos quitando el negocio", dijo este miércoles el canciller ecuatoriano Ricardo Patiño, al revelar la detección de documentos falsos y adulterados en 199 casos de nacionalización de cubanos, además de un ciudadano chino.

Una investigación efectuada por varias entidades del gobierno determinó que las irregularidades fueron encontradas en 160 casos de declaratorias de naturalización concedidas desde la Cancillería, así como en 40 casos de declaratorias por matrimonios de cubanos con ecuatorianos.

Frente a ello, la Cancillería resolvió "suspender el goce de los derechos inherentes a la calidad de ecuatorianos de aquellos ciudadanos extranjeros que fueron naturalizados con estos actos administrativos".

Además la Cancillería declaró lesivos los actos administrativos de declaratoria de naturalización en estos casos, "con el fin de obtener su anulación ante la justicia" ecuatoriana, y dispuso la desactivación de los pasaportes de los beneficiarios de las naturalizaciones anuladas.

El Registro Civil, por su parte, dispuso la caducidad de 113 cédulas de ciudadanía obtenidas de manera fraudulenta.

Lea: Investigan nacionalización de cubanos en Ecuador

"¿Dónde están?, ¿quiénes son?"

Image caption Las investigaciones de la supuesta red de corrupción comenzaron en marzo pasado.

Las autoridades ecuatorianas, no obstante, no pudieron precisar la estructura de la red de corrupción alrededor de la nacionalización de ciudadanos cubanos.

"Lo que viene ahora es saber dónde están, quiénes son", dijo el canciller Patiño, más allá de que el gobierno pidió al Consejo de la Judicatura la suspensión y posterior destitución de dos notarios de la ciudad costera de Guayaquil, así como de un juez de Riobamba, al centro del país, "involucrados en el caso de documentos falsificados".

El secretario de Transparencia, Juan Sebastián Roldán, reveló que entre los extranjeros que se beneficiaron de las irregularidades "14 habían cometido bigamias, 104 no habían comparecido ante los notarios, 10 habían sido naturalizados antes de haberlo solicitado y tres se habían casado antes de llegar al país".

Juan Javier Aguiñaga, ex subsecretario de Relaciones Exteriores del Litoral, y hermano de la actual ministra de Ambiente, aparece entre los involucrados. En abril pasado, este ex funcionario fue acusado de validar declaraciones juramentadas fraudulentas presentadas por ciudadanos cubanos, lo que ha sido negado por el implicado.

"Solo el primer paso para desmantelar la red"

Según la Cancillería, las acciones del gobierno ecuatoriano en torno a la nacionalización fraudulenta de cubanos "es sólo el primer paso para desmantelar definitivamente la red de corrupción que se teje detrás de esto".

Las investigaciones sobre la supuesta red vienen desde marzo pasado. En abril, la misma Secretaría de Transparencia denunció que al menos 120 cubanos habrían obtenido documentación ilegal.

El 8 de junio pasado, cinco ciudadanos cubanos rindieron versiones ante la Fiscalía de Guayas, en las que indicaron, según la Secretaría de Transparencia, que una abogada les aseguró "ser amiga de quien firmaba los documentos de naturalización", y les exigió el pago de entre US$1.500 y US$2.500 por tramitar su legalización.

De su parte, días atrás, el Ministerio de Gobierno afirmó estar dispuesto a deportar a ciudadanos cubanos indocumentados utilizando un avión de las Fuerzas Armadas.

Según el subsecretario de Gobierno, Edwin Jarrín, hasta el 21 de junio unos 29 cubanos estaban en proceso de deportación, esperándose coordinar con la embajada de Cuba el posible envío de los isleños a su país de origen.

Principio de libre movilidad

Detrás de las denuncias en torno a la legalización irregular de cubanos, cuyo ingreso a Ecuador creció en un 147% entre 2008 y 2009, se discute en el país el principio de libre movilidad impulsado por el actual gobierno nacional y establecido en la Constitución.

Con base a dicho principio, Ecuador no exige visas de ingreso a ningún extranjero, más allá que hace poco estableció una visa temporal para los extranjeros que deseen casarse con un ecuatoriano, una medida que justamente busca controlar las denuncias de matrimonios por conveniencia para conseguir la naturalización.

Este miércoles, el canciller Patiño dijo que "se mantendrá el principio de la libre movilidad, del derecho de los ecuatorianos y de los extranjeros de movilizarse libremente por el mundo, cumpliendo con las normas legales", pero reconoció como imprescindible el ajustar procedimientos para que los casos de nacionalización fraudulenta no vuelvan a repetirse.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.