Morales estrena avión presidencial

Ritual indígena para bendecir al nuevo avión presidencial.
Image caption Un grupo de sacerdotes aimaras acompañaron a Morales para bendecir al avión.

Con una ceremonia indígena y en un ambiente festivo fue recibido el nuevo avión presidencial de Bolivia, un Falcon francés de US$38,7 millones.

La nave aterrizó en el aeropuerto de El Alto la noche de este viernes luciendo una pequeña bandera boliviana y una vistosa wiphala, la bandera de los indígenas

Morales, que esperaba en la pista con sus hijos e invitados especiales, recibió las llaves de la nave de manos del comandante de la tripulación.

El gobierno boliviano decidió comprar un nuevo avión porque la vieja nave, del modelo Sabre Liner, tenía 34 años de uso, carecía de autonomía de vuelo, tenía una capacidad para un máximo de cinco personas y prácticamente era una reliquia. En ella, Morales sufrió varios percances y retrasos en sus vuelos.

De hecho, los ministros bolivianos han insistido varias veces en la que la vida de Morales estaba en peligro con el uso de la nave que en los últimos seis años tuvo quince incidentes o desperfectos por la antigüedad de sus piezas.

Del Manchester a Evo Morales

El Falcon 900 EX Easy, que ahora es boliviano, había sido encargado por los ejecutivos del club inglés Manchester United, pero fue adquirido por el gobierno boliviano cuando éstos desistieron de la compra.

El anuncio de la adquisición y la llegada del avión fueron acompañados con fuertes polémicas generadas por los opositores, quienes consideraron que un país pobre como Bolivia no debería comprar un avión de ese precio. Además, observaron la compra directa y dijeron que debía haber convocado a una licitación.

Morales, en el discurso de recepción del avión, no dejó de mencionar su origen humilde, pero explicó que los constantes cambios en su vida lo llevaron también a cambiar de herramientas de trabajo y que la compra de este avión es precisamente eso, un cambio de herramienta.

Image caption El avión cuenta con comunicación satelital y con todo el equipamiento de una oficina moderna en el aire.

Recordó, incluso, que cuando hizo su servicio militar tuvo su primer contacto con el teléfono. Ahora, Morales estrena un avión con comunicación satelital y con todo el equipamiento de una oficina moderna en el aire.

Por eso, Morales dijo que “este avión no es un lujo, es un instrumento de trabajo”. El ministro de la presidencia, Oscar Coca, agregó que Morales podrá continuar con sus actividades mientras viaja.

Las ventajas

Morales señaló que, de ahora en adelante, ya no “molestará” a Venezuela, Cuba, Brasil y Argentina para que le presten aviones para viajar al extranjero.

Según una larga explicación del ministro Coca, el Falcon tiene autonomía de vuelo, es seguro y cumple las características de un avión presidencial.

Respecto a las críticas de los opositores, dijo que el precio “es razonable” y que el costo de operación es más económico que el antiguo avión.

Después de los discursos, la ceremonia indígena fue el centro de atención. Los amautas o sacerdotes aimaras invitaron a Morales a hacer la ofrenda a la Pachamama (Madre Tierra) y luego dieron una vuelta alrededor del avión portando banderas originarias.

Luego, Morales ingresó por primera vez al Falcon, que tiene una capacidad máxima para 19 pasajeros.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.