La UE presentará queja por supuestas trabas argentinas a importaciones

Contenedores (foto genérica)
Image caption Aguiar Machado calificó de "ilegales" las supuestas restricciones a las importaciones.

La Unión Europea (UE) elevará un reclamo ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) durante la reunión del organismo en Bruselas la próxima semana, por las supuestas trabas argentinas a la importación de alimentos.

El director general adjunto de Comercio de la Comisión Europea, Joao Aguiar Machado, hizo el anuncio a la prensa en Buenos Aires, en el marco de una nueva ronda de negociaciones entre la UE y el Mercado Común del Sur (Mercosur), encuentro que concluye este viernes.

Argentina tiene la presidencia rotativa de la unión aduanera, integrada además por Brasil, Paraguay y Uruguay.

En conversación con los medios de comunicación, Aguiar Machado calificó de "ilegales" las supuestas restricciones a la importación de alimentos europeos.

De manera formal, Buenos Aires no ha puesto en vigor ninguna medida al ingreso de productos extranjeros.

Sin embargo, algunos importadores –de acuerdo con la agencia de noticias EFE- se han quejado de presiones y demoras burocráticas en las tramitaciones aduaneras.

"La verdad es que los contenedores están parados en el puerto. Y esto nadie lo puede negar. El comercio fue afectado y, además, los operadores económicos, para evitar los riesgos, deciden cancelar los contratos", indicó Aguiar Machado.

Por su parte, el comisionado europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, había advertido, según reporta la prensa argentina, que si las trabas continúan habrá obstáculos en las conversaciones de la UE con el Mercosur.

"Si estas medidas persisten, las negociaciones con el Mercosur se verán afectadas", señaló Ciolos.

Reacción argentina

Image caption Fernández dijo que "no hay bloqueo".

Las supuestas restricciones denunciadas por los europeos carecen de documentación escrita.

El gobierno encabezado por la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, negó que existan trabas a los productos europeos.

Además, los argentinos insistieron en que la ronda Mercosur-UE no es el espacio apropiado para discutir el asunto.

El diario La Nación de Argentina informó que el jefe de gabinete, Aníbal Fernández, en conversación con Radio Diez descartó que existan bloqueos al comercio.

"Lo que hacen los países es defender sus productos. No hay ningún interés que no sea cuidar de sus propios productos para no lastimar su propia producción", afirmó.

Por su parte, el secretario de Industria, Eduardo Bianchi, había afirmado que "si hay alguien proteccionista, ésa es la UE", pues ese bloque comercial aplica "mecanismos sofisticados para disimular subsidios a sus productos agrícolas".

Aunque las quejas europeas ya habían sido expuestas en Bruselas y Luxemburgo, el tema fue abordado directamente durante una nueva ronda de conversaciones que se lleva a cabo en Buenos Aires entre Mercosur y la UE.

Lea: UE y Mercosur descongelan negociaciones

Según el especialista en temas económicos de BBC Mundo, Marcelo Justo, "estas conversaciones entre Mercosur y la UE chocan siempre con los mismos obstáculos. En Europa hay resistencia a la apertura a los productos agrícolas del Mercosur y en el Mercosur hay resistencia a la liberalización del sector industrial".

"Los presidentes pro témpore del Mercosur y la UE, Cristina Fernández y José Luis Rodríguez Zapatero, tienen una buena sintonía personal y eso puede haber favorecido el relanzamiento de las conversaciones, pero no soluciona para nada los problemas de fondo", agregó Justo.

Esta nueva ronda de negociaciones surge tras una interrupción de seis años y luego que en mayo en Madrid, ambas partes acordaran relanzar las conversaciones que comenzaron en 1999.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.