Última actualización: martes, 6 de julio de 2010 - 11:09 GMT

Mundial Sudáfrica 2010: Maradona anuncia fin de un ciclo

Maradona tras la derrota de Argentina en el Mundial de Sudáfrica.

Maradona dijo tras el partido que aún no había pensado si renunciará.

"Ya está, mi ciclo terminó". Con esas palabras Diego Armando Maradona podría haber empezado a despedirse de su cargo como técnico de Argentina, tras la eliminación en cuartos de final del Mundial Sudáfrica 2010.

"Di todo lo que pude. Ahora quiero disfrutar con mi familia", aseguró el DT luego de su llegada a Buenos Aires.

Sin embargo, el ex astro del fútbol argentino todavía no hizo efectiva su renuncia.

Y algunos cerca de su entorno dudan de que esto suceda. Alejandro Mancuso, ayudante de campo de Maradona, aseguró: "Por lo que lo conozco a Diego, se me hace difícil pensar que él quiera bajarse después de no conseguir el objetivo de ganar la Copa del Mundo. No podemos tirar abajo todo lo que se hizo bueno".

El presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona, dijo que el futuro de Maradona está en sus manos: "Depende de él (Maradona) si continúa o no (...), aún tiene contrato (hasta el 2011)".

En tanto, Luis Segura, miembro de AFA, señaló que "Grondona nunca interrumpió un proceso y si Diego decide continuar, continuará. Lo ideal sería que termine su contrato".

Recibimiento de campeones

Depende de él (Maradona) si continúa o no (...) aún tiene contrato (hasta el 2011). Maradona es la única persona del país que puede hacer lo que quiera

Julio Grondona, presidente de la Asociación de Fútbol Argentino

En el regreso de la selección a Buenos Aires se hicieron presentes unas 10.000 personas, que bloquearon la autopista de salida del aeropuerto de Ezeiza y tiñeron de blanco y celeste una tarde negra.

Fue una recepción digna de campeones, pese a que la selección argentina de fútbol regresó a casa mucho antes de lo deseado.

La eliminación del Mundial de Sudáfrica, ante Alemania y por un contundente 4 a 0, fue la peor derrota sufrida por la escuadra albiceleste desde aquella goleada de 1958 ante Checoslovaquia (6-1) y equiparable a la experimentada ante Holanda en 1974.

Pese a que muchos se habían ilusionado con ver a Maradona coronarse campeón otra vez –en 1986 como capitán, ahora como director técnico-, el sueño quedó truncado y anuló toda posibilidad de adjudicarle el resultado a una racha de mala suerte.

Pero el clima de cánticos e hinchada que marcó el regreso de los 23 jugadores y el cuerpo técnico –una vuelta apesadumbrada, decidida con urgencia en plena madrugada a pocas horas del pitazo final–, sorprendió a todos.

¿Cómo es posible que en un país con tradición futbolera de élite, acostumbrado a estar entre los favoritos de los torneos internacionales, hayan sido más los aficionados que fueron a recibir a la selección derrotada que los que concurrieron a alentar su partida?

Desde la prensa especializada, se intentó echar luz sobre un fenómeno a primera vista inexplicable.

La respuesta, dicen muchos, tiene un nombre. El de siempre. El Diego, el 10.

Queremos más Maradona

Por lo que lo conozco a Diego, se me hace difícil pensar que él quiera bajarse después de no conseguir el objetivo de ganar la Copa del Mundo. No podemos tirar abajo todo lo que se hizo bueno. Hemos crecido mucho a nivel grupa

Alejandro Mancuso, ayudante de campo de Maradona

La última vez que Maradona estuvo en un Mundial fue en Estados Unidos 94 y también allí la salida del combinado fue inesperada y triste. La escuadra cayó aquella vez ante Rumanía en octavos de final, pero había sucumbido psicológicamente días antes: cuando su líder en la cancha dio positivo en una prueba antidopaje.

Por aquel entonces, como hoy, el nombre de "el Diego" apareció asociado a una derrota que, en un país futbolero a ultranza, tuvo estatus de tragedia nacional.

Esta vez las cosas fueron distintas. Muchos hinchas se sobrepusieron pronto. En cuestión de horas, para ser precisos. Y sobre la ruta, al grito de "Olé, olé, Diego, Diego", mostraron su adhesión al DT.

Hubo más: coros de "Diego no se va" y pancartas con la leyenda "Diego 2014". Un pedido para que el técnico descarte toda posibilidad de renuncia y se quede al frente de la selección hasta el próximo Mundial.

La selección de Argentina recorre Buenos Aires.

Centenares de personas salieron a la calle a recibir a la selección cuando regresó de Sudáfrica.

Mientras que su par brasileño Dunga fue condenado por robarse la alegría brasileña y se marchó cabizbajo, Maradona fue protagonista, una vez más, de su propia mística: la de un héroe al que la mala fortuna, el desatino o la incapacidad no pueden robarle el apoyo incondicional.

Ya lo habían hecho los jugadores, antes de despedirse en silencio de Sudáfrica. Primero el capitán, Javier Mascherano, luego el veterano Gabriel Heinze. Los dirigidos por Diego fueron los primeros en pedirle continuidad, quizás con la vista puesta en la Copa América 2011, donde los argentinos serán anfitriones y ambicionan dar algún tipo de revancha.

¿Fallas técnicas?

Las voces recogidas por BBC Mundo en defensa del técnico destacan que, más allá de los resultados, su trabajo dio buenos frutos en "conformar un buen equipo, sin estrellas que se la crean".

"No todo el mundo es exitista y la recepción a los jugadores probó eso, que tenemos que estar en las malas también" y "ellos (los alemanes) simplemente fueron mejores y nosotros jugamos bien pero no se pudo" fueron los argumentos más repetidos.

Sin embargo, los sondeos realizados por periódicos nacionales revelan otra realidad: según el deportivo Olé, un 60% de los argentinos considera que el ciclo de Maradona está cumplido.

Argentina está entre las potencias futboleras desde siempre y tiene virtudes para lograr un título, pero tenemos falla de estructura y esto no es sólo en el fútbol sino en todos los ámbitos de la sociedad.

Horacio Pagani, diario Clarín

Es que, según coinciden los expertos, las fallas que mostró la escuadra albiceleste en suelo sudafricano se podrían haber saldado desde la conducción técnica para la que, con los resultados a la vista, el "Pelusa" no sería el más dotado.

Muchos le critican su incapacidad para resolver los dilemas en la cancha sobre la marcha y adaptar el juego a lo que cada partido exigía. No instaló una "ideología de juego", según se dijo, y mostró un mediocampo pobre y una defensa en desorden.

Los problemas, de hecho, comenzaron mucho antes: con la convocatoria de los 23 jugadores. Una lista polémica, de la que quedaron fuera nombres como Javier Zanetti y Esteban Cambiasso, que podrían haber salvado los papeles por los laterales y el centro, respectivamente, durante la carrera mundialista.

Maradona se defendió a capa y espada de las críticas antes de que la pelota echara a rodar y mantuvo sus decisiones a lo largo de los cinco partidos disputados por Argentina. Terco, dirán algunos. Fiel a su estilo, dirán otros.

Lo cierto es que el ex 10 apostó a todo a nada y, esta vez, lo suyo fue nada. Aunque los 10.000 aficionados de la bienvenida festiva le hayan entregado ya su perdón.

"Así que esta tarde nos quedamos sin dios. Uno a cero es la duda, dos a cero la tentación agnóstica, tres a cero la quema de los santos, cuatro a cero la muerte del dios. Un dios, como todos, discutido, amado, odiado, pero dios al fin", expresó el periodista y escritor Martín Caparrós, desde el blog de la revista Letras Libres.

"Argentina está entre las potencias futboleras desde siempre y tiene virtudes para lograr un título, pero tenemos falla de estructura y esto no es sólo en el fútbol sino en todos los ámbitos de la sociedad", apuntó por su parte el cronista Horacio Pagani, del diario Clarín.

Sobre el futuro de Maradona, nadie sino él parece tener la última palabra.

A horas del resultado adverso, comenzó a barajarse el nombre del seleccionador de Paraguay, Gerardo Martino, un rosarino que ha llevado a la escuadra albirroja a cuartos de final por primera vez en su historia.

Resultados

¿Qué país conquistará la Copa del Mundo?

  • Alemania

    42%
  • España

    27%
  • Holanda

    16%
  • Uruguay

    15%

Votos emitidos: 17327

Voto cerrado: 11 July 2010

Sudáfrica 2010

  • De nuestros enviados

  • El color del mundial

    • VeaDur: 01:31

  • La otra cara

  • En imágenes

    • Vea más fotos

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.