Venezuela: reaparece el presidente de Globovisión

El presidente de Globovision y su hijo
Image caption Guillermo Zuloaga y su hijo tienen órdenes de captura en Venezuela.

El presidente del canal de noticias de línea crítica venezolano Globovisión, Guillermo Zuloaga, reapareció este viernes, cuando acudió a la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington, Estados Unidos, para exigir justicia en su caso.

Zuloaga, y su hijo, Guillermo Zuloaga Siso, tienen órdenes de captura en Venezuela bajo cargos de usura, por la supuesta retención de vehículos nuevos para su "engorde" (aumento de precio) en una empresa de su pertenencia, no relacionada con el canal.

Observadores críticos consideran que se trata de una medida de presión directa, que busca acorralar y acallar a Globovisión, mientras que simpatizantes del gobierno sostienen que se trata de una demostración de que en Venezuela está vigente el Estado de derecho.

Lea: Piden a Interpol la captura del presidente de Globovisión

"Persecución"

Desde que se libró la orden de detención en junio pasado, se desconocía el paradero de los Zuloaga, sobre quienes también pesaba una medida de prohibición de salida del país.

Zuloaga estableció contacto con Globovisión pocos días después, pero no hubo detalles de dónde se encontraba; sólo dijo que no le hacía "ningún favor" al país ni al canal de televisión entregándose.

En Washington, Zuloaga manifestó que el expediente en su contra es un caso de "persecución política". Insistió en que el presidente Hugo Chávez había ordenado su detención, y dijo que acudía a la CIDH a "buscar la justicia que no encontramos en Venezuela".

El empresario no aclaró cuál es su estatus migratorio en EE.UU., ni si solicitará asilo en ese u otro país.

El gobierno venezolano solicitó a la Interpol su colaboración en su detención, pero su nombre no figura en la base de datos de personas solicitadas bajo "código rojo".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.