Venezuela: bandos alistan maquinarias electorales

Fila de gente preparandóse a votar en Venezuela (foto de archivo)
Image caption Las elecciones legislativas tendrán lugar el 26 de septiembre (foto de archivo).

La campaña por las elecciones parlamentarias del 26 de septiembre en Venezuela no ha empezado oficialmente, pero la largada ya se dio. Ninguna de las partes niega que la lucha es asimétrica, pero las dos dicen estar dispuestas a dar una pelea sin precedentes por una victoria que promete cambiar el futuro del país, cualquiera sea el resultado.

Esto es lo que parece haber quedado claro durante la última semana, en que unos y otros han estado lanzando sus estrategias de campaña y "calentando los motores" de la contienda.

Por un lado está el gobierno, con su partido único, recursos y millones de militantes. Este miércoles, el presidente Hugo Chávez pasó revista públicamente – en un acto que fue transmitido a través del canal oficial, Venezolana de Televisión -- a la situación en que se encuentra la llamada "maquinaria roja".

Por el otro está una oposición representada por decenas de organizaciones, sin fuentes claras de financiamiento directo y en lucha constante para resolver sus contradicciones.

El martes, el coordinador de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ramón Guillermo Aveledo, viajó al interior del país para dar inicio al proceso de campaña. Sus declaraciones, en solitario, aparecieron en un puñado de medios regionales y nacionales.

Lea: Chávez coloca a caras conocidas en las candidaturas de septiembre

Bases sólidas

En cuanto al oficial Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, la estrategia es de calle y masas. Aristóbulo Istúriz, jefe de campaña, explicó que el partido espera reclutar a 1.830.150 "patrulleros" o promotores de la opción oficialista, cifra que representa cerca del 10% del padrón electoral.

Junto con otros 100.000 testigos de mesa, la fuerza de campaña psuvista superaría los 2.000.000 de personas, "una maquinaria invencible", en sus palabras. La idea es que cada uno de los patrulleros lleve personalmente el mensaje a diez electores, mientras que los testigos "cuidarán" los votos en las mesas.

"Nosotros nos hemos propuesto organizar una fuerza política para triunfar y la victoria no se desea, se construye y hay que profundizar y consolidar las bases. Mientras más sólidas, más fuerte será", señaló.

Para financiarse, el PSUV ha implementado operativos de recolección de fondos por parte de sus militantes, como la donación de un día de salario, o la organización de rifas. En Venezuela, el financiamiento de los partidos políticos por parte del Estado fue eliminado hace una década.

Otra historia es el supuesto uso de fondos públicos que, según la oposición, es una práctica común y evidente. Hasta ahora las autoridades electorales no se han pronunciado en este sentido.

Por último, la oposición se queja también del "ventajismo" del gobierno en el uso de medios de difusión propiedad de todos los venezolanos. Tampoco hay un veredicto aquí por parte del llamado "Poder Electoral".

La respuesta informal de portavoces oficialistas es que el bando contrario cuenta, en todo caso, con el apoyo de numerosos periódicos, emisoras de radio y el canal de noticias de línea crítica, Globovisión.

Reductos

En cuanto a la oposición, la estrategia parece tan dispersa como la organización que todavía lucha para unificarla en una plataforma común conocida como la MUD.

Mientras Aveledo visita el oriente del país, para este jueves el partido Un Nuevo Tiempo, con influencia en el occidente, anuncia la realización de unas "100 Asambleas" para la conformación de los comandos de campaña. Y el ex gobernador de Miranda, Enrique Mendoza – reconocido en la zona central – aparece en un acto público con unas pocas decenas de personas en la audiencia, hablando de temas en la agenda noticiosa.

Poco ha salido a la superficie, hasta ahora, de aquellas maquinarias que hicieran famosos en el pasado a algunos de estos partidos, como el socialdemocráta Acción Democrática o el socialcristiano Copei, que se alternaron en el poder por 40 años antes de la llegada de la "revolución bolivariana". Según el presidente Hugo Chávez, "los escuálidos (como en ocasiones llama a la oposición) no tienen ni una patrullita".

Sin embargo, para el politólogo de tendencia crítica José Vicente Carrasquero, puede que tener un "despliegue impactante" no sea la clave para ganar estas elecciones.

"En 1998, Chávez no contaba con los recursos que tenían AD y Copei, y sin embargo ganó. El gobierno está haciendo algo que corresponde a una mentalidad militar, una especie de demostración de fuerza, mientras que la oposición está haciendo lo que puede hacer con los recursos que tiene", le dijo Carrasquero a BBC Mundo.

Según el analista, los partidos de la MUD cuentan con "reductos", es decir, con zonas donde todavía tienen una maquinaria – compuesta de personas dispuestas a pegar afiches y organizar manifestaciones – efectiva, que marcaría la diferencia en una elección de naturaleza regional.

Para Carrasquero, a falta de recursos, bueno es tocar cada puerta. Exactamente lo que se propone el PSUV. Los resultados, el 26 de septiembre.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.