Chávez arremete de nuevo contra el Papa y el Vaticano

Hugo Chávez
Image caption Chávez dijo que los "privilegios" de la Iglesia en Venezuela "violan la constitución".

Tras las críticas de la Iglesia Católica al presidente de Venezuela, Hugo Chávez respondió calificando de "trogloditas" a los obispos. Dijo que pedirá que se revise el convenio de su país con el Vaticano, y afirmó -en referencia al Papa Benedicto XIV- que "Cristo no necesita embajador".

Fue la respuesta del presidente venezolano a las repetidas críticas del arzobispo de Caracas, Jorge Urosa, que denunció que Chávez trata de llevar al país hacia un socialismo "marxista", ignorando la Constitución de Venezuela.

En un discurso televisado, Chávez tildó a los obispos de "trogloditas" y "cavernícolas" en varias ocasiones, y aseguró que están aliados con la oposición.

Para el presidente de Venezuela, "la sangre ya llegó al río" tras unas críticas que, en su opinión, "son sumamente graves porque no lo está diciendo cualquier líder de oposición o dirigente, no, lo están diciendo los obispos".

Pidió al canciller venezolano, Nicolás Maduro, que revise el convenio en el que Venezuela otorgó "ciertos privilegios" a la Iglesia Católica, algo que –dijo- "sí que viola la Constitución".

El documento denominado "Modus Vivendi", sellado en 1964, reconoce el traspaso de fondos provenientes de la exportación de petróleo a la Iglesia para obras sociales y proyectos educativos.

Iglesia, muy valorada

Además, aunque reconoció al Papa Benedicto XVI como jefe de Estado del Vaticano, dijo: "No es ningún embajador de Cristo en la Tierra, como ellos dicen ¡por el amor de Dios! ¿Qué cosa es eso embajador de Cristo? Cristo no necesita embajador".

La corresponsal de BBC Mundo en Caracas, Yolanda Valery, indicó que la Conferencia Episcopal defendió su derecho a expresar opiniones.

Añadió que, de acuerdo con encuestas recientes, la Iglesia Católica se encuentra entre las instituciones con mayor credibilidad, en un país predominantemente católico.

Según nuestra corresponsal, "sectores críticos atribuyen la diatriba a un intento por parte del gobierno de desplazar temas en la agenda noticiosa que comprometen su imagen, como el escándalo generado por el hallazgo de más de cien toneladas de alimentos importados por el gobierno, con la fecha vencida o descompuesta".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.