La dependencia económica impide dejar a una pareja violenta

Modelo
Image caption Las mujeres sufren la falta de opciones de vivienda.

Cientos de miles de víctimas de la violencia doméstica en América Latina permanecen en lugares en los que sufren abusos porque no tienen opciones de vivienda, según un estudio de una organización no gubernamental con sede en Ginebra, Suiza, publicado este viernes.

El informe del Centro sobre Derecho a la Vivienda contra los Desalojos (COHRE, por sus siglas en inglés) examina la cuestión de la violencia contra las mujeres en Brasil, Argentina y Colombia.

En estos países, dice el estudio, "la falta de acceso a una vivienda adecuada, así como refugios para las mujeres que sufren abusos, les impide a las víctimas escapar de sus agresores".

"La dependencia económica parece ser la primera causa mencionada por vez por las mujeres de los tres países como el principal obstáculo para romper con una relación violenta", se lee en el reporte titulado "Un lugar en el mundo".

La organización de derechos humanos entrevistó a decenas de mujeres que han sido víctimas de violencia doméstica -o siguen siéndolo- en cada uno de los tres países estudiados.

Romper el ciclo

"A partir de estas entrevistas, se pone de manifiesto que lo importante para estas mujeres es saber a dónde poder ir cuando decidan romper el ciclo de la violencia doméstica", afirma COHRE.

Según la organización, "la falta de solución al problema de la vivienda puede ser crucial para que decidan no continuar una relación violenta".

Muchas de las mujeres víctimas le dijeron a la ONG que tienen la alternativa de mudarse a la casa de un amigo o familiar después de sufrir una agresión.

"Pero con el tiempo se sienten incapaces de proporcionar una solución permanente o incluso transitoria al problema de la vivienda, estas mujeres a menudo no tienen más remedio que volver a vivir con su agresor", dice estudio.

El reporte sostiene que aunque la mayoría de los países de América Latina tiene altísimas tasas de violencia doméstica -entre el 30% y 60% de las mujeres en la región, dependiendo de los países- las políticas públicas "casi nunca" tienen en cuenta la cuestión del derecho a la vivienda de las mujeres.

La ONG dice que este problema afecta preferentemente a mujeres pobres que viven en comunidades carenciadas.

Trabajos domésticos

Muchas mujeres, especialmente los de las clases desfavorecidas, trabajan en el sector informal de la economía o en tareas domésticas (en ocasiones, hacen ambas cosas) y dependen del ingreso de su pareja.

En el caso de las mujeres entrevistadas por COHRE, gran parte se ocupa sólo de las tareas del hogar: el 27% en Brasil y casi el 25% en Argentina y Colombia. Muchas dijeron que no trabajan porque los maridos no quieren.

También dijeron que viven más episodios de violencia en tiempos de crisis económica o de ajustes del presupuesto, en los que se las trata de "inútiles, derrochadoras y malas administradoras del dinero".

En Brasil, una de cada cuatro mujeres ha sido agredida por su esposo o pareja, según el informe al Comité Brasileño Nacional para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, correspondiente al período 2001-2005.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.