Cavallo: "No existen garantías"

Gabriel Cavallo
Image caption El abogado de la familia Noble califica de "guerra política" el caso de la identidad biológica de Marcela y Felipe.

Gabriel Cavallo conoce los tribunales, de ambos lados del estrado: ha sido juez federal, fiscal y ahora abogado de Ernestina Herrera de Noble, principal accionista del mayor grupo multimedios de Argentina, Clarín.

Así, Cavallo ha alzado su voz en contra del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y de la organización Abuelas de Plaza de Mayo, en la causa abierta para determinar si los hijos adoptivos de su clienta, Felipe y Marcela, nacieron de madres desaparecidas durante el régimen militar de los años setenta.

Lea: Polémica de sangre

También ha objetado la tarea del Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG), encargado de las pruebas científicas para establecer la identidad biológica de estos jóvenes, por considerar que su independencia del poder es, cuanto menos, cuestionable.

Cavallo dialogó con BBC Mundo sobre un caso judicial que, según afirma, se ha convertido en una guerra política.

Uno de los escándalos recientes es el hecho de que no hayan podido trazarse perfiles genéticos a partir de la ropa requisada a los hermanos Noble Herrera, porque tenían más de un tipo de ADN. ¿Qué piensa usted de esto?

La verdad es que fue muy sorpresivo el resultado. Fue malinterpretado por la parte contraria como que hubo un sabotaje, que nosotros habíamos contaminado las pruebas. Hay toda una cuestión política, entonces hay que lidiar con eso.

Ustedes habían pedido realizar las pruebas en otro organismo, pese a que legalmente le correspondería al BNDG. ¿Tiene reservas sobre la imparcialidad?

Mire, desde el 2006 hasta acá hubo una escalada que se inscribe en la pelea del gobierno nacional con todos los medios, excepto con los que financia el mismo gobierno, y se ha utilizado esta causa como una manera de atacar a uno de los grupos periodísticos más importantes. Cuando se impugna al Banco, se lo impugna en ese contexto: no tiene ni la experiencia ni la seguridad ni la garantía que tienen otros organismos que no están atravesados por la cuestión política, como sí ocurre con el Banco (que está bajo la órbita del Poder Ejecutivo).

Son objeciones de tipo político, no técnico…

Es que el Banco no está en condiciones de una pericia así, no es un organismo acostumbrado a lidiar en litigios sino un lugar de silencio y ciencia pura. Por eso todo terminó como terminó, en incertidumbre, y algo que termina en incertidumbre lleva a que todo el mundo piense cualquier cosa. Las partes contrarias a la nuestra piensan que contaminamos las muestras, cuando no sabíamos ni siquiera de la posibilidad de que la jueza allanara.

Pero el allanamiento ocurrió porque los hermanos Noble se negaron a sacarse sangre…

La señora de Noble no puede obligar a que los chicos hagan cosas que no quieren, porque son mayores de edad. Y la señora no tiene ninguna prueba en su contra que demuestre que participó en un plan sistemático de apropiación de menores. Sobre eso ya se dictó falta de mérito en 2003, y no hay una sola prueba que haya modificado esa situación. Algunos piensan: como los chicos no quieren sacarse sangre, ergo, son hijos de desaparecidos. Eso no es así: estos son casos de adopción.

Aunque se probó que en esas adopciones hubo irregularidades, como que uno de los testigos era el chofer de la familia o que otros no vivían donde se dijo…

La verdad, lo que se llaman irregularidades son cuestiones administrativas que de ninguna manera dan pie a esta historia de que ella se apropió de niños en tiempos de la dictadura.

Image caption La identidad biológica de Marcela y Felipe Noble se ha convertido en una "cuestión política" en Argentina.

La presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, lo ha acusado de "ponerse del lado de la mafia" y a muchos les resulta extraña su postura, cuando usted defendió otros casos similares facilitando los exámenes genéticos. ¿Qué responde usted?

Es otra payasada. Una manera de atacar es decir que yo fui juez defensor a ultranza de los derechos humanos y que ahora me pasé de bando. Me provoca furia. Imagínese, yo fui el autor de un fallo que permitió que la Justicia pudiera utilizar métodos alternativos de identificación que no fueran la extracción de sangre. ¿Cómo se me puede acusar de que me pasé de bando? ¿Qué tengo que pensar? ¿Que la señora de Carlotto está más allá de la Justicia?

Lea también: entrevista con Estela de Carlotto

Muchos alegan que en este tipo de causas hay un interés particular, en este caso de los Noble, compitiendo con un interés de la sociedad de saber la verdad sobre presuntos delitos graves…

Yo creo eso, pero aquí lo que no les gusta es que se contradiga a las Abuelas. Si queremos encontrar la verdad de cualquier forma y vamos de "excursión de pesca" al Banco Genético a ver si de casualidad da positivo pero no tenemos ninguna sospecha que amerite semejante cosa, estamos violando garantías constitucionales.

¿Cuál sería el escenario que los hijos de su defendida verían como aceptable para avanzar en el caso?

Ellos dijeron que no querían hacer el examen en el BNDG porque faltan garantías. Hagámoslo en el cuerpo médico forense, que depende de la Corte Suprema de Justicia. Más garantías que eso, no existen. Y hay dos familias que denunciaron y los hijos de la señora de Noble ofrecieron su sangre para chequearse con esas familias. Si a usted la acusan de homicidio, usted no va por todas las morgues del país, va a ver el homicidio que le imputan…

El caso de los desaparecidos es diferente a un homicidio común…

Se lo pongo al revés. Ninguno de los 101 nietos encontrados fue chequeado primero contra el Banco entero. Fueron cruzados con las familias que tenían sospechas por las fechas de nacimiento y otros datos.

Este tema no puede ser manoseado, porque somos un país que se siente orgulloso de haber dado pelea a nivel judicial en el esclarecimiento de los terribles crímenes de la dictadura. Esto es patrimonio de todos los gobiernos democráticos, no del actual. Esta causa no es de los Kirchner.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.