Colombia: ¿es Santos un títere de Uribe?

Álvaro Uribe, Lina Moreno y Juan Manuel Santos

Sin duda, Juan Manuel Santos es el heredero político de Álvaro Uribe, pero eso no significa necesariamente que su gobierno, que comenzará este sábado, será la era "Uribe III", tras dos periodos del presidente que se va.

Durante su campaña presidencial, el presidente entrante de Colombia prometió dar continuidad a las políticas del presidente Alvaro Uribe y se ganó al electorado.

Image caption Santos coincide con Uribe en su proyecto político pero con un estilo diferente.

Pero la historia política mundial ha demostrado que uno de los más grandes desafíos es tomar el poder de las manos de alguien que ha dejado una marca profunda, para bien o para mal.

Y es que, si bien es cierto que Uribe abandona el poder con más del 70% de aprobación de su gestión, con la percepción de haber vuelto más seguro al país y habiendo atraído mucha más inversión extranjera, también es cierto que su gobierno estuvo envuelto en una serie de escándalos que van desde interceptaciones ilegales hasta asesinatos de civiles por parte del Ejército para hacerlos pasar como guerrilleros muertos en combates.

Lea: Luces y sombras de la "seguridad democrática"

De caudillo a tecnócrata

Pese a la herencia que recibe, Santos tiene vuelo propio e incluso ya había construido una larga carrera política cuando llegó al gobierno de Uribe, aunque su desempeño como ministro de Defensa, en el segundo gobierno de Uribe, lo catapultó en las encuentas y prácticamente le garantizó el triunfo en la carrera presidencial.

Si bien Santos y Uribe coinciden, fundamentalmente, en el proyecto político que defienden, tienen diferencias, sobre todo de estilo, le dicen analistas a BBC Mundo. Y es aquí donde las formas pueden llegar a ser asuntos de fondo.

Según el analista Jaime Acosta, "hay un tema central: Santos es mucho más cosmopolita que Uribe, quien es un hombre que representa al mundo rural".

"Uribe es de extrema derecha y provinciano, y Santos es un citadino, más de centro. El primero es un caudillo y el segundo es un tecnócrata", le dice a BBC Mundo el analista Álvaro Forero, director de la fundación Liderazgo y Democracia.

"Diferencias formales"

Para el senador Jorge Enrique Robledo, del izquierdista Polo Democrático Alternativo, el único partido que le ha declarado la oposición al nuevo gobierno, las diferencias son meramente formales.

"No nos equivoquemos, pues no hay ningún cambio de objetivos ni de propósitos. En lo político y en lo económico, Santos y Uribe son casi idénticos", explica Robledo a BBC Mundo.

Lea: El legado económico de Uribe

Image caption Sectores del "uribismo" han lanzado sus primeras críticas a algunos nuevos miembros del próximo gabinete.

Otro observador político, Jaime Castro, ex alcalde de Bogotá, ex ministro y ex constituyente, subraya que "Uribe y Santos son incondicionales de Estados Unidos".

Pero, nuevamente, aquí pesan las formas. Mientras Uribe es un hombre más temperamental, Santos es más frío y pragmático. Y eso se ha observado en los últimos días a raíz del rompimiento de relaciones diplomáticas por parte de Venezuela, cuando Uribe ha confrontado a Hugo Chávez y Santos ha optado por la prudencia.

Sin embargo, Forero cree que Santos será más reformista que Uribe.

Y en eso coincide Mónica Pachón, directora del programa Congreso Visible, de la Universidad de los Andes.

"Yo creo que Santos no va a ser un Uribe III y que le apostará a ciertas reformas para marcar diferencias", le dice Pachón a BBC Mundo.

Opine: ¿Cuál es legado de Uribe?

¿Uribe encabezará oposición?

En declaraciones a BBC Mundo, Castro anticipa que "Santos ha planteado cosas que le pueden incomodar al presidente saliente".

Castro se refiere a los ministros que escogió Santos, entre ellos algunos que fueron claros y abiertos contradictores de Uribe, como el de Interior y el de Agricultura.

La semana anterior, el gobierno saliente lanzó los primeros dardos contra el entrante. El vicepresidente, Francisco Santos, criticó ácidamente la incorporación al equipo de su primo, el nuevo mandatario, de figuras como Germán Vargas Lleras, a quien tildó de "traidor" del uribismo.

Y un hombre cercano a Uribe, el ex consejero presidencial José Obdulio Gaviria, declaró su disgusto por el hecho de que Santos esté promoviendo un gobierno de Unidad Nacional, en el que ha llamado a diferentes sectores políticos.

"No me imagino cómo será la reacción de Uribe cuando el nuevo gobierno empiece a hacer cosas que no le gusten. Yo creo que Uribe, como ex presidente, podría llegar a convertirse en el principal opositor de Santos", advierte Castro, un viejo zorro de la política colombiana.

Es muy pronto aún para anticiparlo, pero, analizando la trayectoria de Santos a lo largo de tres gobiernos distintos, en los que fue ministro, no es difícil anticipar que a partir del 7 de agosto hará sentir que quien manda es él.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.