Maduro: demandas de Uribe contra Chávez son "cosa de odio"

Nicolás Maduro
Image caption Maduro cree que las demandas interpuestas por Uribe son "cosa de odio y del pasado".

El canciller de Venezuela, Nicolás Maduro, considera que las demandas interpuestas contra el presidente de su país, Hugo Chávez, y contra el estado venezolano por el ex presidente colombiano Álvaro Uribe son "cosa de odio y del pasado".

Así respondió Maduro en Bogotá, horas después de que el abogado Jaime Granados reveló que –a nombre de Uribe- presentó sendas denuncias ante la Corte Penal Internacional (CPI) contra Hugo Chávez y ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) contra el estado venezolano.

Ambas demandas se basan en supuestas violaciones a los derechos humanos, relacionadas con la presencia de guerrilleros colombianos en Venezuela, que usarían ese país para planear ataques en Colombia o refugiarse después de hacerlos.

Lea: Unasur no logra consenso entre Venezuela y Colombia

Hace dos semanas, luego de que Caracas rompió relaciones diplomáticas con Bogotá, el fiscal general de Colombia, Guillermo Mendoza, reveló que había recibido documentación del gobierno sobre supuestos ataques hechos por guerrilleros que habrían buscado refugio en Venezuela.

Mendoza anunció que iba a evaluar esa documentación para estudiar una eventual demanda ante la CPI.

Anuncio

Cuando los medios de comunicación especularon que las acciones legales serían contra Chávez, Mendoza lo desmintió y dijo que serían contra funcionarios del gobierno de Venezuela.

Nunca se supo en qué terminó el análisis que estaba haciendo la Fiscalía colombiana, pero en la noche del viernes, cuando estaba por iniciarse una cena de despedida de Álvaro Uribe, su abogado, Jaime Granados, anunció que había enviado escritos contra Chávez ante la CPI y contra Venezuela ante la CIDH.

"Remití a la sede de La Haya de la Corte Penal Internacional, al despacho del fiscal general de esa institución, el doctor Luis Moreno Ocampo, la denuncia correspondiente y esperamos que tome acción", declaró Granados.

Lea: ¿Qué significa la ruptura entre Venezuela y Colombia?

El fiscal de la CPI tendrá que evaluar la denuncia para decidir si se trata de un caso que amerite la intervención de la Corte.

Colombia y Venezuela son países signatarios del Estatuto de Roma, que dio vida a la CPI. Pero esta última solo actúa de manera subsidiaria, es decir, cuando un estado no puede o no quiere investigar un caso de la competencia de ese tribunal, que se ocupa de delitos como genocidio, crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad.

Granados también explicó que envió "a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, una demanda para efectos de lograr la reparación frente a las gravísimas situaciones de derechos humanos que se han planteado" por parte de Venezuela.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.