Última actualización: martes, 10 de agosto de 2010 - 01:08 GMT

Chile pidió ayuda internacional para rescatar a mineros

El presidente Sebastián Piñera visita la zona del accidente

Piñera prometió a los familiares de los mineros atrapados que hará todo lo posible para rescatarlos

A más de cuatro días desde el derrumbe que dejó a 33 mineros atrapados en un yacimiento en el norte de Chile, el presidente Sebastián Piñera insistió en que se hará todo lo posible por rescatarlos y anunció la solicitud de ayuda internacional para lograr este objetivo.

"Hemos tomado contacto con países que tienen mucha experiencia en materias mineras, como Perú, Estados Unidos, Canadá y Australia. Porque si hay alguna tecnología, algún equipamiento o algún conocimiento que nos pueda ayudar, lo vamos a utilizar", manifestó.

El mandatario además convocó a "expertos nacionales de las principales empresas de túneles, de ingeniería y de minería para tener la certeza absoluta de que estamos haciendo todo lo humanamente posible" por encontrar a los hombres con vida.

Piñera reiteró que se le va a brindar el máximo apoyo a los familiares de los trabajadores y para ello decidió viajar nuevamente a la mina San José, ubicada en las cercanías de Copiapó, a unos 800 kilómetros al norte de Santiago.

El presidente se trasladó hasta el desierto de Atacama junto a su esposa, Cecilia Morel, y esta vez se reunió en el lugar con quienes esperan noticias sobre sus parientes, al contrario de lo que hizo el sábado cuando sólo habló con un número reducido de familiares.

Mejora el ánimo

Dos hombren colocan una bandera de Chile sobre la mina.

La incertidumbre se mantiene en las inmediaciones de la mina San José.

Aunque las maquinarias avanzan más rápido de lo inicialmente estimado para instalar las sondas que buscarán hacer contacto con los mineros y entregarles oxígeno, agua y alimentos, las autoridades informaron que recién se superaron los 200 metros de profundidad y es necesario llegar por sobre los 600.

El ministro de Minería, Laurence Golborne, reiteró que los trabajos van a demorar "varios días", enfatizando que las labores deben hacerse con cautela porque "la rapidez es enemiga de la precisión".

Agregó que los encargados de instalar las sondas "saben que hay que apuntarle a un refugio que está a 700 metros de profundidad, y que desviarse un grado en la superficie significa no llegar a donde queremos".

La incertidumbre se mantiene en las inmediaciones de la mina San José, pero el ambiente entre los familiares es de mayor optimismo, al estimar que la presencia de los camiones y las máquinas es una garantía de que se está haciendo todo lo posible por encontrar a los trabajadores.

Los 33 hombres permanecen atrapados desde el pasado jueves, cuando alrededor de las 14:00 horas (18:00 GMT) un derrumbe tapó el acceso a la mina de cobre y oro. La impresión unánime es que están con vida, al estimar que alcanzaron a ingresar a un refugio especialmente habilitado para este tipo de accidentes.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.