México: suspenden a policías que se rebelaron contra sus jefes

Agentes de la policía federal mexicana pelean entre ellos.
Image caption Los 250 agentes rebeldes fueron acusados de "grave insubordinación".

La Unidad de Asuntos Internos de la Policía Federal de México (PFM) suspendió a los efectivos que el sábado se rebelaron contra sus comandantes en Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahuá, tras acusarlos de corrupción y de tener vínculos con los carteles de la droga.

Los 250 agentes, señalados como "instigadores" y como partícipes de una "grave insubordinación", fueron trasladados a la Procuraduría General de la República en Ciudad de México, la capital del país.

El encargado de investigar indisciplinas de la PFM, Marco Tulio López, dijo que se está recopilando información sobre el grupo de policías federales que se levantó contra sus propios mandos el sábado.

Por su parte, las autoridades informaron que detuvieron a los cuatro comandantes contra quienes protestaban los agentes y que están investigando las denuncias en su contra.

Lea también: Policías arrestan a sus propios jefes

La rebelión

Image caption La Policía Federal de México mantiene unos 5.000 efectivos en Ciudad Juárez.

Los cuatro altos mandos fueron acusados por sus subordinados de tener vínculos con el narcotráfico y de extorsionar a sus propios subalternos.

Durante la rebelión, algunos de los comandantes fueron sacados a la fuerza de los hoteles donde se hospedaban y fueron golpeados.

Según el corresponsal de la BBC en México, Alberto Nájar, resulta paradójico el hecho de que los agentes federales fueran enviados a Ciudad Juárez en abril luego de que se denunciara que la policía del estado de Chihuahua tenía conexiones con los carteles de la droga.

Cinco mil efectivos de la PFM se encuentran allí para investigar estas acusaciones.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.