Isla de Pascua amenaza con independizarse de Chile

La isla de Pascua, ubicada en el océano Pacífico, es uno de los principales destinos turísticos de Chile, pero ahora este exótico paraíso es epicentro de una tensa disputa territorial: sus líderes amenazan con independizarse del país sudamericano y sumarse a la Polinesia si el gobierno chileno no cede a sus reclamos.

Image caption Las inquietudes independentistas crecen entre los rapa nui, ancestral cultura que creó las "moais".

Algunos miembros de la etnia rapa nui, la ancestral cultura que creó las estatuas con forma de cabezas (moais) que hicieron famosa a la isla, exigen la restitución de sus tierras ancestrales, que fueron ocupadas por el Estado chileno en los años cincuenta.

Los habitantes, representados por el parlamento Rapa Nui, también quieren tener un mayor control sobre quiénes ingresan en la isla.

Desde la semana pasada varios pobladores ocuparon terrenos y casas de propiedad estatal en señal de protesta.

La crisis llevó a que el gobernador de la isla, Pedro Edmunds Paoa, presentara su renuncia este lunes para facilitar una salida al conflicto.

Diferencias políticas

Según los observadores, las históricas diferencias entre los rapa nui -una etnia de origen polinesio- y el gobierno chileno, se ahondaron hace unos meses con la designación de Paoa como gobernador de la isla.

En Chile la elección de gobernadores es potestad del presidente. Si bien Sebastián Piñera pertenece a Renovación Nacional, un partido de centro-derecha, el líder optó por designar a un político de la oposición, Paoa (ex miembro de la Democracia Cristiana, perteneciente a la Concertación), para gobernar la isla de Pascua.

La decisión llevó a acusaciones de que se trató de un acuerdo económico.

Según el consejero general de la isla, Enzo Muñoz, militante de la oficialista Unión Demócrata Independiente (UDI), existía el temor de que los grupos económicos que apoyaban a Paoa tuvieran la intención de adueñarse de las tierras que los locales habían facilitado para la construcción de edificios públicos y que ahora reclaman nuevamente.

"La dimisión voluntaria (de Paoa) busca facilitar los acuerdos para zanjar el conflicto desatado en la isla", señaló a la prensa el subsecretario chileno del Interior, Rodrigo Ubilla.

El gobierno de Piñera envió a varios representantes –entre ellos a Raúl Celis, el intendente de Valparaíso, la región a la que pertenece administrativamente Pascua- para buscar una salida al conflicto.

Carta

En tanto, el presidente del parlamento Rapa Nui, Leviante Araki, señaló que este miércoles envió una carta al mandatario chileno y al Foro del Pacífico, que representa a los gobiernos de Oceanía, para hacer efectiva la incorporación de la isla a ese continente.

Image caption El gobernador Paoa dimitió para intentar zanjar el conflicto.

La isla de Pascua está ubicada a 3.500 kilómetros de la costa chilena y a 4.050 kilómetros de Tahití, pero en términos geográficos se encuentra en la región de la Polinesia.

No obstante, las autoridades chilenas desestimaron el riesgo de que la isla deje de estar bajo su soberanía.

Raúl Celis cuestionó la representatividad del parlamento, creado en 2009 y constituido por miembros de las 36 familias ancestrales de la isla.

"Creo que la posición del presidente del parlamento Rapa Nui es completamente aislada y, de acuerdo con lo que pude apreciar estando en la isla, no es un punto de conflicto dentro de sus habitantes, sino que por el contrario, los isleños no quieren separarse de nuestro país", aseguró el intendente.

"La postura del señor Araki lo único que hace es generar alarma innecesaria", sostuvo, asegurando que el gobierno buscará "solucionar las problemáticas que hace años que aquejan a los isleños" y que fueron "heredadas" por la actual administración.

Apoyo a Chile

La postura del gobierno central recibió el respaldo del máximo jefe del Consejo de Ancianos de Pascua, Alberto Hotus.

El octogenario líder aseguró que la isla no podría autoabastecerse si se independizara de Chile.

"Esta isla sería un desastre. Aún me acuerdo de cuando aquí no había más que caminos de barro. Gracias al gobierno de Chile esto es otra cosa, les debemos todo lo que somos", aseguró.

"Aunque somos indudablemente polinesios, también somos americanos. Chile está en el continente americano y nosotros formamos parte de Chile, así que nosotros también somos América", opinó.

Mientras se aguarda a que el presidente Piñera designe al nuevo gobernador, se anunció que el abogado Jorge Miranda asumirá el cargo de manera provisional.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.