Bolivia: Potosí levanta la huelga y festeja

Potosí es una fiesta. Miles de ciudadanos se concentraron en la plaza central de esa ciudad boliviana para festejar con bandas de música los acuerdos logrados con el gobierno de Evo Morales y la suspensión de las medidas de presión que se prolongaron por 19 días.

Image caption El fin de semana se produjeron enfrentamientos entre bloqueados y manifestantes.

Las protestas buscaban el compromiso de las autoridades nacionales con una serie de obras públicas para la región y la resolución de un pleito limítrofe con un departamento vecino.

Tras lograr los acuerdos con el gobierno nacional, los dirigentes potosinos recorrieron los piquetes de bloqueo y de ayuno para informar de los compromisos y paralelamente se iban levantando las medidas de presión.

Este recorrido duró diez horas y terminó en la plaza central de Potosí con gritos de algarabía, música y discursos.

Los dirigentes potosinos lograron cinco acuerdos con el gobierno de Evo Morales, aunque dejaron pendiente el de un cronograma para la construcción de una carretera.

Las medidas de presión habían afectado a Potosí y al sur del país. De hecho, la tarde de este domingo, mientras se negociaba el acuerdo en la ciudad de Sucre, en Potosí se producían enfrentamientos entre bloqueados y bloqueadores.

Incidentes

Los pasajeros arremetieron contra los manifestantes quemando sus pertenencias en el punto denominado San Antonio, en la ruta entre Potosí y La Paz. En respuesta, los participantes en las protestas lanzaron piedras y dinamita a los camiones parados.

Más de 20 personas resultaron heridas, entre ellas, un minero que perdió la mano por lanzar dinamita. Además, unos 50 camiones y buses tienen los vidrios rotos a causa de las pedradas.

En las mesas de diálogo, el gobierno de Morales se comprometió a construir un aeropuerto internacional en Potosí, a instalar una fábrica de cemento tanto para Potosí como para Oruro, a preservar la estructura del Cerro Rico para evitar su desplome, a reactivar un complejo metalúrgico, a agilizar la construcción de carreteras y a establecer una comisión que fije los límites con el departamento de Oruro.

Tras lograr el acuerdo preliminar, el líder de la protesta, Celestino Condori, pidió a los manifestantes del punto de San Antonio que suspendan esa situación para evitar más hechos de violencia.

También pidió a los residentes potosinos que ayunan en diferentes capitales de Bolivia, que levanten la medida si así lo ven conveniente. Esas huelgas empezaron a desarticularse la mañana de este miércoles.

Image caption El único punto pendiente es el establecimiento de un cronograma para la construcción de una carretera.

"Pedirles que, en la medida de sus posibilidades, empiecen a cesar este ayuno voluntario porque ya estamos llegando a acuerdos importantes, se está avanzando en este proceso de diálogo y se vislumbra un atisbo de solución al conflicto potosino", dijo Condori mientras se mantenía la negociación sobre las carreteras.

Entre tanto, el ministro de la Presidencia, Óscar Coca, dio por superado el conflicto. "Podemos decirle al país que es el fin del conflicto. Se ha concluido con la firma de estos documentos. Ellos (los dirigentes) exigían el acuerdo y lo tenemos en las seis mesas. No hay justificativo para que continúen las medidas de presión", dijo la autoridad, quien condujo las mesas de diálogo junto a otros cuatro ministros.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.