Elecciones en Brasil: comienza la batalla por televisión

Dilma Rousseff y José Serra
Image caption Los bloques de propaganda serán emitidos hasta la semana anterior a las elecciones.

Humanos y humildes. Así se mostraron el martes los dos principales candidatos a la presidencia de Brasil, la oficialista Dilma Rousseff y el opositor José Serra, en el primer día de campaña electoral por radio y televisión para los comicios del próximo 3 de octubre.

En Brasil los candidatos presidenciales tienen derecho a espacios de promoción en televisión subsidiados por el Estado.

Como era de esperar, el gran protagonista de los anuncios de la candidata del Partido de los Trabajadores (PT) fue el presidente Luiz Inácio Lula da Silva, quien ocupó una importante porción de los diez minutos de propaganda gratuita que le correspondieron a Rousseff.

Lea: Brasil llevó a cabo su primer debate presidencial

Rousseff, de 62 años, también hizo referencia a los tres años que pasó en la cárcel como presa política por haber participado durante su juventud en una organización guerrillera que combatía al régimen militar, y afirmó sentirse "preparada" para gobernar Brasil, pese a que hasta ahora nunca disputó un puesto electivo.

Serra habla de su pasado

Image caption Serra es el principal candidato de la oposición.

Por su parte el ex gobernador de Sao Paulo, José Serra, candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), también aprovechó sus minutos de propaganda gratuita para hablar sobre su pasado.

Los analistas señalan que Serra, de 68 años, intenta cambiar su imagen de candidato de la élite destacando su "origen humilde" y su infancia en un barrio pobre de Sao Paulo.

Según un sondeo dado a conocer en la noche del lunes, Serra está once puntos por detrás de Rousseff, con el 32% de intención de voto.

De acuerdo con el trabajo del Instituto Brasileño de Opinión Pública y Estadística (Ibope), si los comicios presidenciales se realizaran hoy, la candidata del PT ganaría en la primera vuelta.

Propaganda decisiva

Expertos consultados por BBC Mundo afirmaron que la campaña que comenzó en los medios podría definir los próximos comicios.

"Históricamente en Brasil las propagandas televisivas han sido decisivas para elegir al presidente", afirmó el politólogo Vicente Palermo.

La televisión es considerada la principal herramienta de comunicación en el país, en particular con los sectores carenciados que aún son mayoría en Brasil.

Según el sistema que aplica en ese país, el espacio en televisión para las campañas es otorgado de forma gratuita por el Estado, que distribuye el tiempo entre los candidatos de acuerdo con el caudal de votos que consiguió su respectivo partido en los comicios anteriores.

Es por eso que este año Rousseff será la que más presencia televisiva tendrá, seguida de Serra.

Carisma

Image caption El gran protagonista de los anuncios de Rousseff es el presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

El riesgo, según el analista internacional Federico Merke, es que la candidata del oficialismo quede "sobreexpuesta", en vista de que ya recibe constantes señales de apoyo de parte del gobernante Lula.

Serra, en cambio, puede aprovechar su espacio para recordar sus logros y hacer hincapié en su vasta experiencia, que -a diferencia de Rousseff- incluye un cargo electivo como gobernante del Estado de Sao Paulo, el más poderoso del país.

Los expertos también señalan que otra que podría sacar provecho de la campaña en los medios es la candidata que sigue a Rousseff y a Serra en las encuestas. Se trata de Marina Silva, del Partido Verde (PV), quien se hizo famosa como ministra de Medio Ambiente de Lula y es una popular defensora ecológica.

Los bloques de propaganda, que en total suman 25 minutos divididos para los nueve candidatos, serán emitidos dos veces por día, cada martes, jueves y sábado hasta la semana anterior a las elecciones.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.