Brasil: ratifican multa a compañía por trabajo de esclavos

Trabajadores de una hacienda en Pará, Brasil.
Image caption Se calcula que, en Brasil, hay unas 25.000 personas que trabajan en condiciones de esclavitud.

Un tribunal brasileño ratificó una multa de US$3 millones a una compañía acusada de mantener como esclavos, durante años, a sus trabajadores en sus ranchos.

Se trata de la mayor multa impuesta por tratar a trabajadores como esclavos, aseguró en una declaración el Tribunal Supremo del Trabajo.

Entre los 180 empleados liberados de los dos ranchos de la compañía Lima Araujo Agropecuaria, en 1998, en el estado amazónico de Pará, en el norte del país, había varios adolescentes.

Se calcula que, en Brasil, hay unas 25.000 personas que trabajan en condiciones de esclavitud.

En su dictamen, el Tribunal Supremo del Trabajo ratificó la decisión de un tribunal menor de imponerle una pena financiera a la firma propietaria de ranchos en el estado amazónico.

Al confirmar la multa de 5 millones de reales, el juez Luiz Philippe Vieira de Mello Filho dijo que ésta debería servir como escarmiento, no sólo para la compañía en cuestión, sino para todo aquel culpable de explotar trabajadores.

El juez dijo que las instalaciones de la empresa habían sido allanadas en cinco ocasiones entre 1998 y 2002.

La conducta de la compañía, señaló el magistrado, era "absolutamente reprensible, una afrenta y un ataque directos a la dignidad humana".

Maltrato

La compañía no les suministraba agua a sus trabajadores, los mantenía en chozas de barro, sin servicios sanitarios, y les negaba tratamiento médico.

La esclavitud producto de deudas es muy común especialmente en la Amazonia brasileña. Trabajadores pobres son atraídos a las plantaciones, y terminan incurriendo en deudas con los propietarios, las que después no pueden cancelar.

El gobierno brasileño inició un plan nacional, en 2002, para erradicar la esclavitud.

Agentes del gobierno, el año pasado, rescataron a unos 3000 trabajadores en todo Brasil.

Vladimir Hernández, de BBC Mundo, visitó la zona de Pará, hace unos meses, y afirma que los dueños de las haciendas acusadas de violar los derechos humanos suelen alegar desconocimiento de lo que ocurre en sus propiedades.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.