Grupo Clarín y gobierno argentino en nuevo choque

Logo de Fibertel
Image caption Fibertel, pertenece al Grupo Clarín, el principal multimedios de Argentina.

El gobierno de Argentina anunció este jueves que una de las principales proveedoras de internet del país debe dejar de operar en 90 días porque "usurpó" su licencia y la estaba usando "en forma ilegal".

La empresa afectada, Fibertel, pertenece al Grupo Clarín, el principal multimedios de Argentina, que está enfrentado con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Lea: Polémica de sangre: Clarín vs. gobierno argentino

Clarín sumó a Fibertel tras una fusión entre su empresa proveedora de televisión por cable, Multicanal, y la principal rival de ésta, Cablevisión, dueña original de Fibertel.

Esa fusión, aprobada en diciembre de 2007 por el gobierno de Néstor Kirchner -antecesor y marido de la actual gobernante- creó el mayor operador de cable de Argentina y uno de los principales de la región.

Por entonces, algunos criticaron la operación por considerar que violaba las leyes antimonopólicas.

No obstante, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno (quien aún continúa en el cargo) aprobó la adquisición, que también tuvo un dictamen favorable de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia.

Cambio de opinión

Image caption Clarín sumó a Fibertel tras una fusión entre Multicanal y Cablevisión.

Las cosas cambiaron en diciembre de 2009, cuando el propio Moreno emitió una nueva resolución que dejó sin efecto la autorización previa.

En marzo de este año, el Ministerio de Economía dispuso que se anulara la fusión de Cablevisión y Multicanal.

Según esa cartera, las empresas "incumplieron" parte de los compromisos que habían asumido cuando se autorizó la adquisición.

El gobierno también sostiene que la operación nunca fue autorizada por la Secretaría de Comunicaciones.

"(La fusión) nunca fue aprobada por el Estado Nacional", sostuvo este jueves el ministro de Planificación, Julio De Vido, quien anunció una resolución que declara la "caducidad" del permiso que tenía Fibertel para operar y les da a los usuarios 90 días para cambiar de operador.

El anuncio del gobierno afecta a cientos de miles de usuarios de internet en Argentina.

Por su parte, el Grupo Clarín sostuvo que la absorción societaria de Fibertel "fue aprobada por la Inspección General de Justicia (IGJ), que es el organismo competente para este tipo de operaciones".

La empresa anunció que apelará la decisión ante la Justicia.

Batalla

Image caption El gobierno de Cristina Fernández está enfrentado al Grupo Clarín.

Analistas consultados por BBC Mundo consideraron que la decisión del gobierno se enmarca en la batalla que libran las autoridades con el grupo mediático que está en manos de Ernestina Herrera de Noble.

El enfrentamiento surgió al comienzo de la presidencia de Cristina Fernández, en 2008, cuando Clarín apoyó la protesta que llevaron a cabo los productores del campo contra el gobierno, ante la decisión presidencial de aumentar los impuestos sobre la exportación de granos.

Esas manifestaciones, que duraron meses, paralizaron el país y desestabilizaron el primer período de la gestión de Fernández.

Desde entonces, la relación entre Clarín y el gobierno -que bajo la presidencia de Néstor Kirchner no había mostrado roces- ha sido abiertamente confrontacional.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.