Paraguay: nueva prueba de ADN para Fernando Lugo

En medio de la batalla contra el cáncer linfático que se le detectó recientemente y acosado por fuertes y constantes presiones políticas de la oposición, el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, se sometió este martes a una prueba de ADN en el marco de un proceso judicial de filiación.

Image caption El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, ya se enfrentó a otra demanda por paternidad.

El juicio fue promovido por una ex activista social, Hortensia Morán, quien exige a Lugo que reconozca la paternidad de un niño de casi tres años que, según la madre, es el fruto de una relación íntima entre ambos.

La extracción de sangre fue ordenada por una jueza de la niñez, Ana Ovelar, y se llevó a cabo en la residencia presidencial. En el mismo acto se realizó similar procedimiento clínico con Morán y el niño.

Los resultados del análisis genético, que realizarán tres laboratorios privados de Asunción, no se conocerán antes de dos semanas, según el abogado de Morán, Óscar Tuma.

"Emoción y satisfacción"

El hecho pondrá fin a uno de los escándalos personales del mandatario. Si el resultado es negativo, el juicio quedará finiquitado, pero si es positivo, deberán iniciarse los trámites de filiación, con lo que será el segundo hijo del presidente que llevará el apellido Lugo.

El primero fue el hijo de Viviana Carrillo, Guillermo Armindo, de tres años, que fue reconocido públicamente por Lugo como hijo suyo el 13 de abril de 2009.

Tras el procedimiento clínico, Morán aseguró a la prensa que se sentía con "mucha emoción y satisfacción" por haber llegado a la parte principal del proceso por filiación contra el mandatario.

En 2009, Morán ya había presentado una demanda por paternidad contra Lugo, pero desistió de la misma tras haber recibido supuestamente la promesa de que el presidente reconocería el hecho.

Un tercer reclamo

Ante lo que ella califica como el incumplimiento del compromiso, reinició el juicio asesorada por dos abogados de mucha influencia en el ambiente judicial, Óscar Tuma padre e hijo, este último diputado nacional.

El mandatario paraguayo tendrá aún que enfrentar un tercer reclamo de paternidad pues Benigna Leguizamón, quien también afirma que Lugo es el padre de su hijo, acudió al Palacio de Justicia junto a un nuevo abogado para continuar el juicio de filiación ya iniciado el año pasado.

Leguizamón, una joven de escasos recursos que reside en Presidente Franco, a unos 350 kilómetros al este de la capital, anunció que reactivará el caso tras denunciar que el gobernante no cumplió las promesas que le llevaron a desistir de la primera demanda.

Críticas al sistema judicial

Image caption Hortensia Morán asegura que Lugo es el padre de su hijo.

Cynthia Fernández, una activa dirigente del movimiento feminista y del Partido de los Trabajadores, criticó el sistema judicial en Paraguay porque "de no haber conseguido abogados de mucha influencia y con poder político, Hortensia Morán no habría llegado a esta instancia".

"Ojalá Lugo asuma la paternidad si corresponde, pero no será un logro porque el sistema judicial no está para que cualquier mujer que lo necesite, pero no tenga dinero o abogados con influencia, logre hacer valer sus derechos en lo que se refiere a filiación o prestación de alimentos", le dijo Fernández a BBC Mundo.

La activista criticó finalmente al movimiento feminista "en general" porque "la violencia y el abandono afecta a centenares de miles de mujeres en Paraguay, pero la simpatía política por Lugo de la mayoría de las dirigentes impidió que este tema se haya convertido en una bandera que posibilite el avance en el acceso a la justicia en igualdad de condiciones".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.