Colombia: ¿será posible devolver tierra a desplazados?

Desplazado en Bogotá
Image caption No hay datos precisos sobre la cantidad de tierras que han perdido los desplazados.

La promesa gubernamental de devolverles a los desplazados por la violencia en Colombia al menos 2 millones de hectáreas, que les fueron despojadas, ha puesto sobre la mesa la discusión sobre la tierra y la reforma agraria.

Hace poco, el presidente Juan Manuel Santos anunció que la tierra de los desplazados "esté hoy en manos de quien esté, se le va a devolver a sus dueños originales".

No hay datos precisos sobre la cantidad de tierras que han perdido los desplazados, muchos de los cuales han llegado a las ciudades. Se estima que son entre 2 y 6 millones de hectáreas, aunque algunas fuentes consideran que podrían ser 10 millones de hectáreas.

Aun así, devolver dos millones de hectáreas es algo que expertos consultados por BBC Mundo califican como difícil de llevar a la práctica en un país que lleva décadas en conflicto armado y que tiene una alta concentración de la propiedad de la tierra.

En ocho años de gobierno, el anterior presidente Álvaro Uribe solo logró devolver 90.000 hectáreas a los desplazados, que son más de 3 millones de personas.

El antropólogo Darío Fajardo, un estudioso del tema, advierte que tampoco hay que hacerse ilusiones con las haciendas que se les han quitado a los narcotraficantes y que el gobierno ha dicho que usará en su política de tierras.

"Hay muchos casos de unidades pequeñas, que no tienen un alto valor productivo, pues se trata de predios con piscinas y casas lujosas, que no les sirven a los campesinos", anota.

Alta concentración

Fajardo llama la atención sobre la concentración de la propiedad de la tierra en Colombia.

Le comenta a BBC Mundo que los datos más recientes del gubernamental Instituto Geográfico Agustín Codazzi indican que el 1% de los propietarios es el dueño de casi el 60% de unas 45 millones de hectáreas.

Y agrega que buena parte de esas tierras están dedicadas a la ganadería y que solo "el 1,7% de las mismas producen el 60 % de la comida".

Por esa razón, agrega Fajardo, "Colombia importa hoy más del 50% de los alimentos que consume".

"Tenemos 15 millones de hectáreas para la agricultura, pero utilizamos sólo 5 millones", anota el experto, basado en una encuesta hecha en 2005 por el Dane, el organismo gubernamental de estadísticas.

No se habla de expropiaciones

Otro estudioso del tema, Ricardo Bonilla, profesor de economía de la Universidad Nacional de Colombia, le aclara a BBC Mundo que "el nuevo gobierno no está proponiendo expropiarles las tierras a los latifundistas, sino devolver las tierras que han sido despojadas por la acción de los grupos armados ilegales".

Bonilla añade que "todos los procesos que han intentado desconcentrar la propiedad de la tierra en Colombia han fracasado estruendosamente", al tiempo que recuerda que con la bandera de la reforma agraria nacieron las guerrillas en los años 50 y 60 del siglo pasado.

Fajardo lo complementa y dice que la propiedad de la tierra en Colombia genera "inmenso" poder político. "No es un tema de fincas, sino de grandes territorios, donde se controlan alcaldías, regalías y recursos", señala.

El ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, admite que el reto con las tierras despojadas es grande y anticipa que "esta política de tierras va a levantar ronchas (molestias en la piel), va a pisar callos y no será fácil en un primer momento".

"Si el gobierno de Juan Manuel Santos logra devolver las tierras que les han despojado a los desplazados, pasará a la historia", opina Bonilla.

La abogada Yamile Salinas, una experta en el tema de tierras, aplaude las buenas intenciones del gobierno, pero dice que "no se sabe en manos de quiénes están",

La experta advierte que las autoridades deben tener mucho cuidado "para no terminar legitimando operaciones de lavado de activos" de quienes hoy tienen y siguen comprando grandes cantidades de tierras.

Salinas se pregunta si Colombia va a imitar la política de tierras que se puso en marcha en Brasil, donde grandes empresas se han hecho a considerables cantidades de tierra.

Lo cierto es que aunque el gobierno reiteró esta semana en el Congreso su promesa de devolver las 2 millones de hectáreas para los desplazados, todavía no se sabe con certeza cómo lo hará ni en cuánto tiempo espera hacerlo.

Galería de imágenes: Una guerra invisible

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.