Funes a EE.UU.: hay que reducir la pobreza para detener la inmigración

Mauricio Funes, presidente de El Salvador.
Image caption El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, visitó la ciudad de Los Ángeles.

El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, exhortó este lunes a Estados Unidos a formar una alianza con los países centroamericanos para reducir la pobreza que estimula la inmigración de indocumentados.

Funes, quien se encuentra en Los Ángeles para reunirse con sectores de la amplia comunidad salvadoreña que reside en esta ciudad, resaltó que "la inmigración no se da por azar (...) ellos vienen a buscar lo que no encuentran en El Salvador".

El mandatario también consideró que los gobiernos centroamericanos tienen que poner de su parte para evitar tragedias como la del pasado 24 de agosto cuando fueron asesinados 72 inmigrantes indocumentados tras ser retenidos en un rancho en el norte de México por presuntos miembros del cartel de Los Zetas.

En la masacre, ocurrida en Tamaulipas, fallecieron 11 salvadoreños.

Lea: La mayor masacre de indocumentados en México

"Necesitamos construir una alianza con el gobierno de Estados Unidos de tal manera que podamos empujar una política social regional (...) para que entonces nuestros compatriotas y los centroamericanos en general en lugar de venirse acá se queden en su territorio de origen".

El presidente salvadoreño abogó además por una estrategia regional para evitar la emigración de centroamericanos.

“Si EE.UU., si su liderazgo quiere ayudar a El Salvador, como al resto de Centroamérica a reducir los flujos migratorios, debemos construir una sólida alianza para reducir los niveles de desigualdad”, apuntó.

Generación de empleos

Durante una conversación con periodistas en la sede del consulado salvadoreño en Los Ángeles, Funes dijo que su gobierno está impulsando varios proyectos con el fin de generar empleos y establecer mejores condiciones de vida para la población.

El líder salvadoreño mencionó que su Plan de Viviendas para Todos generará unos 40.000 puestos de trabajos para finales de su mandato presidencial.

Con otros planes públicos en los sectores de servicios, turismo y logística su administración busca crear las condiciones que permiten una mayor atracción de la inversión privada.

Funes anunció además "un aumento significativo en el área de la salud" en el presupuesto de la nación del próximo año y el incremento en gastos en proyectos que le permita recuperar la actividad económica, sobre todo en las áreas rurales de El Salvador que es de donde emigran muchos jóvenes a EE.UU.

El mandatario prometió "llevar a cabo una política social agresiva y coherente, ya no con carácter asistencialista y clientelar sino que permita sacar de la pobreza, de la exclusión y marginalidad a amplios contingentes de la población".

Víctimas de Tamaulipas

El presidente salvadoreño aseguró que no piensa demandar ni pedir una compensación al gobierno mexicano por la muerte de los 11 salvadoreños que fallecieron en la masacre de Tamaulipas.

Por el contrario, dijo que su gobierno ha comenzado a asumir la responsabilidad de compensar a los familiares de las víctimas, ayudando a algunos con los gatos fúnebres que van a incurrir.

"Son familias pobres que necesitan el apoyo de parte del estado salvadoreño para que no se vean obligados a enviar a sus hijos a conseguir el dinero que no pueden conseguir dentro de El Salvador", añadió Funes.

La visita de Funes a Los Ángeles coincide con el vencimiento del plazo de 60 días que le otorgó el gobierno de EE.UU. para que soliciten el Estatuto de Protección Temporal (TPS), que brinda amparo migratorio y permisos de trabajo a más de 200.000 salvadoreños.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.