Chile: en marcha el "plan B" de rescate

La perforadora T-130 en acción.
Image caption La perforadora T-130 amplía un ducto existente hasta un diámetro que permita el paso del cuerpo de los mineros.

Este domingo se cumplió un mes desde el accidente que mantiene a 33 trabajadores en el fondo de una mina en el norte de Chile, y las noticias fueron positivas al confirmarse el inicio de las labores de la perforadora T-130, que lleva adelante un segundo plan de rescate.

El ministro de Minería, Laurence Golborne, ratificó que "hoy partió el 'plan B', la máquina empezó a media tarde", desatando la alegría de los familiares que permanecen en el campamento Esperanza, en las cercanías de Copiapó, unos 800 kilómetros al norte de Santiago.

Lea: Los mineros "se encuentran bien" tras un mes bajo tierra

A diferencia de la Strata 950, que hace una nueva perforación para dar con los obreros y lleva cerca de 67 metros cavados, esta máquina utilizará uno de los ductos ya hechos con las labores de sondaje, para ampliarlo hasta llegar a un diámetro que pudiera permitir el rescate.

Se estima que este "plan B" puede ser más rápido que el que ya se lleva adelante, y las autoridades piensan que si todo sale bien los mineros podrían salir de las profundidades en diciembre. "En un pronóstico optimista, principios de noviembre", manifestó el ministro Golborne.

Detallan "plan C"

El presidente Sebastián Piñera ya había anunciado que se implementaría un tercer operativo para el rescate de los mineros que permanecen a unos 700 metros de profundidad desde el 5 de agosto, pero este domingo se entregaron detalles de esta nueva iniciativa.

Según explicó el titular de Minería, se trata de la máquina RIG 422 que se utiliza generalmente para faenas de extracción petrolera, y cuyas primeras piezas comenzarán a llegar al yacimiento San José el miércoles.

La gigantesca perforadora se encuentra en Iquique, más de 1.000 kilómetros al norte de Copiapó, y su traslado se debe realizar con más de 40 camiones. Se estima que podría empezar a funcionar en las próximas semanas.

Además, el comité de rescate dio a conocer este domingo cómo serán las llamadas "jaulas", a través de las cuales serán rescatados los mineros desde las profundidades del yacimiento.

Los dispositivos tendrán un diámetro entre 55 y 60 centímetros y estarán provistos de oxígeno, luz, agua, alimentación y un sistema de comunicaciones, ya que la labor por cada minero demorará entre 20 y 30 minutos.

Homenaje y comunicación

Image caption Familiares y mineros se comunicaron "cara a cara" por videoconferencia.

Este domingo pasadas las 13:40 horas (17:40 GMT) el campamento Esperanza se llenó con el ruido de las bocinas de todos los vehículos apostados en el sector, que de esta forma recordaron el momento en que el derrumbe dejó a los 33 mineros atrapados.

Lea: diario de los familiares

Los familiares y las autoridades subieron al cerro donde se recuerda a los trabajadores con banderas de Chile y una de Bolivia -en memoria de Carlos Mamani-, y allí el ministro Laurence Golborne dio cuenta de las sensaciones que se vivieron en la jornada.

"Es un momento de gran emoción, de recogimiento, no es un momento de celebración. Es un momento de esperanza, de que logremos en el menor tiempo posible traerlos a la superficie, devolverlos a sus familias y poder terminar la labor de rescate", señaló.

Los familiares pudieron comunicarse mediante videoconferencia por cinco minutos, que por primera vez fue "cara a cara", con la posibilidad de que ambos pudieran observarse.

La jornada fue de alegría y emoción en el campamento, mientras al término del día empezó nuevamente el sistema de turnos usado por los familiares, que permite que varios puedan volver a sus hogares en Copiapó y sus alrededores, y que la presencia permanente fuera de la mina sea con unos pocos representantes.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.