Tras informe de ONU, siguen dudas sobre fosas en Colombia

Cementerio en La Macarena (foto cortesía ONU).
Image caption La ONU dice que no encontró una fosa común.

Un informe de la oficina en Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos despejó este martes, parcialmente, la controversia desatada por las denuncias sobre la existencia de una fosa común con 2.000 víctimas de ejecuciones extrajudiciales en el sureste de este país andino.

La observación no ha encontrado evidencias de la existencia de cuerpos enterrados clandestinamente en el lugar, ni de enterramientos colectivos en fosas comunes, señala un reporte de la ONU sobre el cementerio de La Macarena, un pueblo a 320 kilómetros al sur de Bogotá.

El ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, dijo que el Gobierno saluda que la dependencia de la ONU "diga claramente que aquí no había ninguna fosa, que había un cementerio".

Sin embargo, el mismo reporte de Naciones Unidas dice que no se puede descartar definitivamente la aparición de fosas comunes, o de un mayor número de cadáveres no identificados, tanto del período analizado (2002-2010) como anteriores a esta fecha.

La ONU asegura que sólo pudo constatar la existencia de 446 víctimas no identificadas en el cementerio, que fueron reportadas por el ejército colombiano como muertas en combate.

Christian Salazar, jefe de la oficina de derechos humanos de la ONU en Colombia, declaró a BBC Mundo que la Fiscalía ya pudo establecer la identidad de 81 de los muertos y mencionó que el Estado tiene reportes de 588 personas desaparecidas en esa zona.

Salazar se quejó de que, pese a que hace dos años se tenía información sobre su identidad, los juzgados penales militares de la zona no hubieran informado a los familiares de otras 30 personas que fueron reportadas como muertas en combate y enterradas como no identificadas en La Macarena.

Investigaciones

Image caption La ONU pidió que se avance con las investigaciones en La Macarena.

El funcionario pidió que se avance en las investigaciones, pero fue muy claro en señalar: "No estoy diciendo que todos los no identificados hayan sido ejecutados extrajudicialmente".

La Fiscalía colombiana investiga actualmente 1.354 casos de ejecuciones extrajudiciales, conocidas en Colombia como falsos positivos, de acuerdo con la ONU.

La mayoría de esas ejecuciones ocurrieron en Antioquia, en el noroeste de Colombia, pero la segunda zona del país con más denuncias es el Meta, donde está ubicada La Macarena, añadió.

Según Salazar, la pregunta que se deben hacer los colombianos es "qué hace este país con los muertos en combate que no han sido identificados, porque son muchos, muchos. Y el gobierno tiene que afrontar esto".

En La Macarena se concentró la operación de un grupo elite, la Fuerza de Tarea Conjunta Omega, que está combatiendo en la región a la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, desde 2002, cuando se rompió un proceso de paz con ese grupo.

El Ministerio de Defensa ha informado que en esa zona, entre 2004 y 2010, la Fuerza de Tarea Conjunta Omega reportó 1.417 personas muertas en combate.

Subsisten dudas

Image caption Desde la Comisión Colombiana de Juristas expresan que subsisten dudas sobre los muertos sin identificar.

Por su parte, Gustavo Gallón, director de la Comisión Colombiana de Juristas, una conocida organización de derechos humanos, le dijo a BBC Mundo que subsiste la gran duda en relación con los muertos sin identificar.

"El ejército dice que son muertos en combate. Vaya a uno a saber si eso es verdad. Se requiere una investigación uno por uno", afirmó.

Según Gallón, "pese a que no se trata de los 2.000 muertos que se habían denunciado, de todas formas es una cifra muy alta de cadáveres llevados por el ejército y en relación con los cuales, teniendo en cuenta el tema de los falsos positivos, hay duda razonable de que efectivamente sean muertos en combate".

Las denuncias sobre los muertos sin identificar en La Macarena se conocieron a mediados de 2009, cuando la Alcaldía del pueblo y luego la Procuraduría (oficina del inspector general del Estado) hablaron de una fosa con 2.000 cadáveres.

En el último semestre, dos dirigentes de derechos humanos de la zona, que participaron activamente en las denuncias sobre los muertos no identificados, fueron asesinados por desconocidos, dijo la ONU.

El cementerio de La Macarena está ubicado muy cerca de la base militar del pueblo y, según la ONU, no hay certeza de qué autoridad lo administra.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.