Bolivia: polémica ley contra el racismo

Indígenas bolivianos.
Image caption Indígenas y mestizos conforman la mayoría de la población de Bolivia.

La Cámara de Diputados de Bolivia, de mayoría oficialista, aprobó esta semana una polémica ley que impone sanciones a quienes incurran en actos y dichos de racismo y discriminación.

La ley, que aún debe ser debatida esta semana en el Senado, desató las críticas de opositores y organizaciones de periodistas y medios de comunicación, que ven en ella la intención del gobierno de Evo Morales de imponer una mordaza y de acallar la disidencia.

El presidente Morales aportó este sábado a la polémica diciendo que es su obligación "erradicar a los racistas que son dueños de medios de comunicación", aunque matizó que su intención no es silenciarlos.

Lea: Una ley combate la discriminación racial en bares y restaurantes bolivianos

El artículo de la discordia indica: "El medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujetos a reglamentación".

Contra la disidencia

Las principales organizaciones de medios y periodistas de Bolivia afirmaron en un comunicado que la norma "viola la libertad de expresión, considerada por las normas internacionales como base fundamental de la democracia".

El jefe del frente opositor en la cámara de diputados, Mauricio Muñoz, dijo a BBC Mundo que la pretensión de Morales "es poner una mordaza a los medios de comunicación al estilo del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, aunque en Bolivia se hace de manera disimulada" en una ley contra el racismo planteada por un diputado afro-descendiente del partido gobernante.

Muñoz aseguró que su partido, Convergencia Nacional, rechaza "cualquier tipo de racismo, venga de donde venga", pero, según dijo, la nueva ley busca "intervenir medios, además de sancionar y perseguir a quienes se atrevan a disentir".

El presidente de la Asociación de Periodistas de La Paz, Pedro Glasinovic, advirtió que no se puede castigar a un medio de comunicación por la opinión de los entrevistados.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, la oficialista Marianela Paco, en entrevista con BBC Mundo respondió que "eso es mentira" y agregó que la polémica que están generando los medios y los opositores es un implícito reconocimiento de que "permiten, difunden y amplifican expresiones racistas y discriminadoras".

Paco añadió que los medios de comunicación podrán participar en la elaboración de la reglamentación de desarrollo de la norma, una tarea que será encargada al Poder Ejecutivo y debe realizarse en un período de noventa días.

Cárcel para los racistas

Pero más allá del polémico artículo referido a los medios de comunicación, el proyecto de ley contra el racismo dispone dos tipos de sanciones para quienes sean considerados racistas y discriminadores.

Por un lado, se establecen las sanciones administrativas que afectan tanto a funcionarios públicos, que podrían ser suspendidos, como a empleados del sector privado; y, por otro, se aplicarán castigos penales que conllevan entre uno y siete años de prisión.

Además, se disponen agravantes que aumentan la sanción para los funcionarios públicos y para los actos que son cometidos con violencia.

Sin embargo, también existe la posibilidad en algunos casos de que quien tenga actitudes racistas se disculpe por el hecho para evitar las sanciones.

Indiosy "qharas"

En Bolivia, las dos expresiones más comunes que denotan racismo son "indios", en alusión a los habitantes indígenas y mestizos (que juntos son la mayoría de la población boliviana), y "qharas", que, en tono despectivo, también hace referencia a los blancos o habitantes de las ciudades.

Lea también: Indígenas bolivianos se operan la nariz "para no ser humillados"

El racismo, explica la diputada Paco, tiene que ver con el origen étnico de las personas, mientras que la discriminación se refiere a aspectos económicos, sexuales o religiosos.

Es previsible que la norma se apruebe en los siguientes días sin contratiempos en el Senado porque el partido de Morales también tiene el control de esa Cámara.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.