Bicentenario: ¿tiene México ganas de celebrar?

Disparo de cañones en México en un acto por el Bicentenario
Image caption Algunos municipios azotados por la violencia suspenderán eventos con motivo del Bicentenario.

Los afiches de "El Infierno", la película de moda en México, se pueden ver en las principales calles de la capital del país. El mensaje de su director, Luis Estrada, también. "Nada que celebrar", reza el subtítulo de la cinta, que presenta un país desolado por la violencia, la corrupción y la crisis económica.

Éste es precisamente el sentimiento de muchos mexicanos ante el segundo centenario del levantamiento que desencadenó la lucha por la independencia.

"Con motivo del Bicentenario, estamos reflexionando tanto sobre el pasado que está siendo una oportunidad perdida de mirar hacia el futuro, dilapidada en fiestas y fuegos artificiales", le dijo Luis Estrada a BBC Mundo.

Como él, quienes se muestran apáticos ante las celebraciones argumentan que es difícil festejar en un país que se despierta cada día con noticias sobre luchas entre narcotraficantes e inseguridad.

De hecho, una quincena de municipios azotados por la violencia ya confirmaron que suspenderán eventos como medida de seguridad.

Participe: ¿Qué opina de las fiestas del bicentenario?

El Grito, por televisión

Image caption El secretario de Educación, Alonso Lujambio, defendió la necesidad de un júbilo bicentenario.

Por segundo año consecutivo, la ciudad de Morelia, en el estado de Michoacán, canceló su tradicional verbena después de que en 2008 un ataque con granadas en pleno grito provocara la muerte de ocho personas e hiriera a más de un centenar.

Y en Ciudad Juárez, donde sólo en los últimos dos años más de 6.000 personas han sido asesinadas, el alcalde José Reyes Ferriz decidió que dará el grito desde el interior de la sede del gobierno municipal y que el acto será transmitido por televisión.

Los festejos con fuegos artificiales se repartirán, además, en seis puntos diferentes de la ciudad para que la población puedan verlos desde sus casas y evitar así aglomeraciones, dijeron las autoridades juarenses.

Lea también: Indígenas en México, "nada que festejar"

"Todos vulnerables"

"Todos somos vulnerables", le dijo a BBC Mundo la presidenta de la Asociación de Municipios de México (AMMAC), Azucena Olivares.

"Por eso, estamos tomando las máximas precauciones para que haya una mayor seguridad para las personas que asistan a estos eventos", añadió.

Los ayuntamientos están coordinando los operativos con policía municipal y, en el caso de los territorios más golpeados por la violencia, con el ejército y la policía federal, explicó Olivares.

La funcionaria cree que "desgraciadamente" este blindaje ante posibles ataques en las zonas más conflictivas podría estar "rompiendo la tradición" de los mandatarios locales de dar el grito en un lugar público, rodeados de sus conciudadanos.

A pesar de todo…

Sin embargo, la presidenta de la AMMAC no cree que esto haga mella en el ánimo de los mexicanos a pocas horas del esperado 15 de septiembre.

"Nos siguen pidiendo que por favor sigamos con las celebraciones, que no se cancelen", dijo.

Como ella, el responsable de la organización de los festejos en el nivel federal, el secretario de Educación, Alonso Lujambio, defendió la necesidad de un júbilo bicentenario.

El no celebrar "revela todo un estado de ánimo, a veces una mezquindad entre los mexicanos, pero la mayoría aplastante estamos convencidos que tenemos mucho que festejar nuestro ser, nuestra cultura", aseguró Lujambio.

El funcionario no ve en las calles el crudo panorama pintado por "El Infierno". Y no es el único que cree en México que dejarse superar precisamente ahora por los desafíos que enfrenta el país "sería un desperdicio imperdonable".

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.