Bolivia tiene lista de "padres irresponsables"

La activista boliviana Maria Galindo en el estudio de la radio
Image caption Galindo dice que la iniciativa funciona porque cuando los hombres oyen su nombre, hacen lo posible para sacarlo de la lista.

María Galindo se acomoda ante el micrófono de la radio Deseo de La Paz, Bolivia, y empieza a leer una nómina de nombres masculinos, acompañados de sus profesiones y edades. Es la famosa "lista de padres irresponsables" que apela a la vergüenza pública para que los hombres que se resisten a pagar la manutención de sus hijos lo hagan sin esperar el largo trámite judicial.

La nómina se repite seis veces al día en formato publicitario gratuito y, como es tan larga, tuvo que ser dividida en cuatro partes con el fin de no aburrir a los oyentes, explica Galindo, del movimiento feminista Mujeres Creando, en entrevista con BBC Mundo.

Antes de incluir el nombre de un "padre irresponsable" en esta nómina, la oficina de la radio recibe una denuncia personal de la madre de los niños, luego de que la demanda se haya formalizado también ante un tribunal de justicia.

Rápidamente, una trabajadora social y una abogada verifican la información y…al aire.

De la furia a la vergüenza

La primera reacción es la furia y, la siguiente, la vergüenza. Entonces, el hombre se dirige hasta la oficina de radio Deseo para pedir que su nombre sea retirado de la nómina, lo que logra sólo si empieza a pagar las pensiones para los niños y de comprometerse a no fallar en el futuro.

La lista está vigente desde hace tres años y Galindo asegura que ha sido "muy efectiva", sobre todo entre los hombre de posición social alta y media. "Muy rápido quieren quitar su nombre de la lista para evitar la vergüenza", dice la activista.

Los nombres de un ejecutivo del gremio de los ingenieros, un decano universitario y hasta un gerente de una empresa financiera pasaron por la lista entremezclados con los nombres de carpinteros, albañiles y obreros.

Y no faltan los políticos

Image caption La lista incluye a Morales y Lugo, pese a que los organizadores no tienen denuncias en su contra.

Pero no sólo ellos, sino también aparecen los nombres de algunos políticos, con quienes Mujeres Creando ha roto sus propias reglas, pues no ha esperado la denuncia de la mujer para incluir sus nombres. Es el caso de los presidentes de Paraguay, Fernando Lugo, y de Bolivia, Evo Morales.

¿Pero por qué incluir al presidente Morales si ha reconocido a sus hijos y se sabe públicamente que se encarga de su manutención?. Galindo responde que el mandatario se hizo cargo de sus hijos cuando ya eran grandes y "además nunca ha reconocido el problema".

Galindo considera que la lista no sólo logra el pago de las pensiones económicas, sino que "queda restablecida la dignidad de las mujeres, lo cual nos alegra mucho".

Hay otra lista peor

Aparecer en la lista de "padres irresponsables" es una vergüenza, pero hay algo peor que eso: aparecer en la lista de "hombres cobardes". Galindo explica que esta lista es mucho más corta que la anterior y que está integrada por hombres que han golpeado a sus mujeres y que se niegan a reconocer su delito.

En este caso, los hombres salen de esa nómina sólo con una sentencia judicial o con el resarcimiento económico a la víctima.

La activista sorprende al reconocer que la difusión de estas listas "es ilegal" porque los hombres son expuestos a la vergüenza pública sin que se haya dictado una sentencia en su contra. Sin embargo, dice que hasta ahora nadie ha iniciado un juicio contra la radio y, más bien, los hombres han tratado de resolver el conflicto para salir de la lista.

Incluso, cuenta el caso de estudiante de arquitectura, quien luego de pagar las pensiones ha aceptado grabar una cuña radial explicando qué entiende por responsabilidad paterna. Ese es el caso de un final feliz, pero no todas las historias terminan así. Y prueba de ello es que no han faltado los hombres que "de forma prepotente" han querido resolver la vergüenza.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.