Qué postura tomar con Siria

  • 27 agosto 2013
  • comentarios
Fuerzas gubernamentales en Siria Image copyright AFP

Estas palabras son contundentes… y van incluso más allá. La cita del arzobispo Desmond Tutu sigue así: "Si un elefante tiene su pata sobre la cola de un ratón y dices que eres neutral, el ratón no lo apreciará".

Es decir, para el reconocido eclesiástico anglicano y político sudafricano cuya labor en defensa de los derechos humanos fue premiada en 1984 con el Premio Nobel de la Paz, no apoyar a ningún bando ya de por sí es tomar postura.

Image copyright Reuters
Image caption ¿Qué pasa cuando hay más que roedores y paquidermos?

Pero ¿qué pasa cuando no está claro quién es el elefante y quién es el ratón?

Porque la realidad suele estar determinada por las afiliaciones que se tengan, por los intereses que se persigan, por el bagaje cultural, incluso.

Y cuando esa realidad no está en blanco y negro, cuando hay más animales que roedores y paquidermos, en nuestro trabajo es un alivio poder refugiarse en la política editorial de la BBC: buscar la verdad a través de los hechos, sin especular.

Y aun así, aunque tratemos de ser lo más fidedignos posible y escapar de las conjeturas, para algunos de ustedes nunca será suficiente.

Culpables

Image copyright AFP
Image caption Egipto también vive un momento muy tenso.

Mis colegas del servicio árabe de la BBC me contaban hace poco que las críticas contra ellos son constantes.

Durante su cobertura de los hechos violentos ocurridos hace poco en Egipto, no había forma. No importaba el lado de dónde viniera la recriminación, para su audiencia eran culpables.

La acusación era siempre la misma: "Ustedes no toman postura".

"¿Es que acaso no ven que el malvado ratón mordió al pobre elefante?", casi que podrían decir algunos de los reclamos.

En BBC Mundo no estamos ajenos a este tipo de señalamientos. Nos pasó y nos pasa todavía en el caso del presunto ataque con armas químicas en Siria. Una situación tan confusa que continúa bajo investigación.

Hasta ahora tanto el gobierno sirio como los rebeldes se culpan mutuamente por el ataque, pero con tan poco acceso a la información asignar responsabilidades no es nada sencillo. Entonces, ¿quién le pisa la cola a quién?

A levantar las patas… todas

Para evitar las especulaciones preferimos recopilar los hechos y presentarlos de la forma más objetiva posible.

Ante el caso de Siria, donde la verdad no ha dejado de ser esquiva en los más de dos años de conflicto, hicimos un análisis de la evidencia que ofrecían los videos aparecidos tras el ataque en los suburbios de Damasco. A través de ellos y consultando a especialistas intentamos desentrañar lo ocurrido.

Pueden ver nuestro reportaje a la derecha.

Además, como los puntos de vista en este polémico tema pueden ser variados, nos esforzamos en recogerlos todos.

Para Obama es preocupante lo ocurrido, para John Kerry, su secretario de estado, el hecho es " una obscenidad".

Para el presidente sirio, en cambio, las acusaciones y los señalamientos en su contra son " un insulto al sentido común".

Para Rusia, los responsables son los rebeldes en contra del gobierno.

Y para Naciones Unidas, lo principal es investigar.

Image copyright Reuters
Image caption El convoy de la ONU que transportaba a los inspectores fue baleado por atacantes no identificados.

Siria le dio acceso a la zona, y aunque algunos consideran que es un poco tarde para hacerlo, el grupo de expertos visitó dos hospitales, entrevistó a testigos y sobrevivientes del presunto ataque y a los médicos que los atendieron, y además tomó algunas muestras.

Ya han dejado en claro que están ahí para verificar si ocurrió o no un ataque con armas químicas y no para determinar responsables.

Pero incluso así su trabajo sobre el terreno será valioso si puede brindar más datos para esclarecer lo ocurrido.

La investigación continúa. No queda sino estar atentos a los resultados.

Mientras tanto, ante la preocupación de la comunidad internacional, analizamos la posibilidad de una intervención militar en Siria y exploramos cómo la situación de Siria nos recuerda Kosovo, otro hecho histórico cargado de drama y violencia.

Como verán también ahí están presentes todas las posturas, las patas todas arriba.

Image copyright AFP

Pero volviendo a las palabras de Desmond Tutu y relacionándolas con Siria… el oprimido, el verdadero ratón en el conflicto aquí es el inocente, el desplazado, el que dejó su hogar en contra de su voluntad.

Y no es que tomemos postura, es lo que dicen los hechos. Es la realidad de un millón de niños que han tenido que huir de la violencia.

Y de muchos que tratan de reconstruir sus vidas en medio del desierto.

Al final, retratar lo que ocurre, con hechos, pensamos que es la mejor postura.