Última actualización: jueves, 23 de abril de 2009 - 05:31 GMT

Plantas celebran la contaminación

Plantas frente a una refinería, en Escocia.

Los autores de la investigación creen que la contaminación atmosférica multiplicó en un 25% la fotosíntesis.

La polución podría tener unas insospechadas beneficiadas: las plantas.

Un estudio publicado por la revista Nature plantea que el aire sucio aumentaría la productividad de aquellas que lo 'respiran'.

Los investigadores de cuatro centros europeos concluyeron que, desde 1960 y hasta 1999, la contaminación atmosférica multiplicó en un 25% la fotosíntesis de las plantas, el proceso por el cual éstas convierten la luz y el dióxido de carbono (CO2) en su alimento.

"A pesar de que mucha gente pensaba que las plantas crecían más con tiempo soleado, lo cierto es que ocurre al contrario", dice Stephen Sitch, uno de los investigadores, del Centro Meteorológico Hadley.

Según explica en el informe, la polución logra dispersar los rayos de sol, que impactan así sobre una mayor superficie de las hojas, y se promueve su crecimiento.

Freno al cambio climático

A pesar de que mucha gente pensaba que las plantas crecían más con tiempo soleado, lo cierto es que ocurre al contrario

Stephen Sitch, del Centro Metereológico Hadley

Paradójicamente, la suciedad de la atmósfera podría ayudar a frenar el cambio climático, según los autores del informe.

Gracias a la polución, las plantas podrían haber almacenado un 10% más de lo normal de carbono en la tierra, cuenta el experto en Ciencia de la BBC Matt McGrath.

"Hay diferentes agentes contaminantes que producen efectos muy diferentes sobre las plantas, y por eso tenemos que tener a estos en cuenta si queremos tomar buenas decisiones sobre cómo actuar frente al cambio climático", explicó la doctora colombiana Lina Mercado, del Centro británico para la Ecología y la Hidrología.

Entre los agentes señalados por la investigación están aquellos sulfatos generados por el ser humano, como los gases que produce el motor de los autos o la quema de los bosques.

Doble desafío

Según estos investigadores, el ser humano tendrá que hacer frente a dos desafíos si quiere frenar el cambio climático con efectividad.

Por un lado, deberá reducir la cantidad de partículas contaminantes que hay en la atmósfera para así mejorar la salud del ser humano.

Pero si esto se consigue, además habría que reducir drásticamente las emisiones de dióxido de carbono, ya que las plantas absorverían menos CO2 en aires más limpios.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.