¿Trató de quitar sus fotos de internet?

Facebook
Image caption Facebook dice que las imágenes son removidas de sus servidores inmediatamente.

¿No le gustó la foto que subió a Facebook y la quiere eliminar al instante? Tiene un problema.

Sus amigos, algún miembro de su familia o incluso un futuro empleador podrían ver la imagen, aunque usted ya haya apretado el botón de "borrar".

Eso fue lo que descubrió un grupo de investigadores de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido.

Los investigadores pusieron fotos en 16 sitios populares, anotaron la dirección de internet en la que se almacenaba cada imagen y luego, las borraron.

Treinta días más tarde los vínculos que habían anotado seguían funcionando y pudieron encontrar las imágenes en siete sitios, incluyendo Facebook, aún cuando el usuario común podría pensar que se habían retirado.

Facebook afirma que las fotos borradas son retiradas de sus servidores "inmediatamente".

El costo de la privacidad

Los investigadores de Cambridge afirman que los sitios especiales para compartir fotografías, como Flickr y Picasa, hacen un mejor trabajo, y que Windows Live Spaces, de Microsoft, quitan las fotos al instante.

Pero Facebook se defiende, y un vocero de la compañía dijo que "cuando un usuario borra una fotografía de Facebook, ésta es retirada inmediatamente de nuestros servidores".

El vocero explicó que las direcciones electrónicas (URLs) de las fotos podrían seguir existiendo en el sistema de computadoras ligadas en red ("Content Delivery Network") que facilitan la distribución de cantidades masivas de información en internet.

Por eso, dice la empresa, las direcciones siguen funcionando hasta que, "después de un breve período de tiempo", son sustituidas.

Para el corresponsal de tecnología de la BBC Rory Cellan-Jones las redes sociales, aunque están repuntando en todo el mundo, tienen un modelo empresarial que luce débil en sus fundamentos.

"Las redes sociales como Facebook y MySpace están batallando para lidiar con un difícil dilema: equilibrar los costos de administrar sus redes con las demandas de privacidad de sus usuarios", señaló Rory Cellan-Jones.

"Lo que el experimento de Cambridge demuestra es que estas redes han decidido que simplemente no pueden invertir en dar a sus usuarios tanta privacidad como ellos quisieran".

El estudio de Cambridge concluye que colocar fotos en la nube digital de las redes sociales puede significar renunciar al control de la manera en que uno aparece en internet.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.