Primera muerte en Europa

Laboratorio
Image caption La víctima tenía 38 años de edad.

La gripe porcina se cobró su primera víctima en Europa con la muerte de una paciente que estaba internada en un hospital de Escocia, en el Reino Unido.

Se trata del primer caso fatal fuera de América donde ya murieron 145 personas por la enfermedad, según el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La información fue proporcionada por el gobierno de Escocia a través de un comunicado en el que da cuenta de la muerte y señala que la víctima padecía el virus de la gripe porcina, aunque también tenía otros problemas de salud antes de contraer la enfermedad.

Opine: ¿Cómo se protege del virus AH1N1?

"Quisiera expresar mis condolencias a los familiares y amigos de la paciente. Esto es una tragedia para los afectados y tienen mi más sentido pésame", expresó la secretaria de Salud escocesa, Nicola Sturgeon.

Lea también: ¿Y la vacuna contra la gripe porcina?

Los riesgos

"A pesar de la trágica muerte de hoy, me gustaría destacar que la mayoría de los que padecen el virus H1N1 tienen síntomas relativamente leves", aclaró la funcionaria.

Fergus Walsh, corresponsal sobre temas médicos de la BBC, señaló que la gripe porcina presenta un riesgo ligeramente mayor para las personas que padecen enfermedades respiratorias, asma, afecciones cardiovasculares y para las mujeres embarazadas.

La OMS declara pandemia global

Sostuvo también que "vale la pena recordar que la gripe estacional mata a varios miles de personas cada invierno en el Reino Unido. La diferencia con la gripe porcina es que ésta afecta casi exclusivamente a personas menores de 65 años".

El profesor John Oxford, especializado en virología, afirmó que la muerte de la paciente en Escocia no es motivo para entrar en pánico.

"Sigo pensando que las posibilidades de contagiarse con el virus son remotas. La situación no va a empeorar durante el verano", pronosticó.

El gobierno en tanto lanzó una serie de medidas para hacer frente al brote de gripe porcina y pidió a la población que no altere su comportamiento y que continúe lavándose las manos con frecuencia a modo de precaución.

Con los últimos casos confirmados se eleva a 1.261 el total de personas que ha contraído la enfermedad en el Reino Unido, mientras que otros 486 casos están siendo investigados.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.