Gripe porcina: confusión en Argentina

Cartel anunciando la falta de mascarillas y alcohol en gel.
Image caption Muchos argentinos están preocupados por la falta de antivirales e insumos médicos para combatir la gripe.

"No hay barbijos ni alcohol en gel", rezan desde hace días los carteles en la mayoría de las farmacias de Buenos Aires.

En Argentina se ha instalado el pánico en parte de la población ante la falta de insumos para combatir la gripe porcina, que ya ha cobrado al menos 52 vidas.

El jueves, Juan Manzur, el nuevo ministro de Salud –quien asumió el miércoles–, señaló que en el país podría haber 100.000 casos de gripe porcina, lo que representaría el número más alto de infectados en el mundo.

Sin embargo Manzur aclaró que esos datos eran estimativos, ya que era el número de personas que habían presentado síntomas compatibles con la gripe porcina, pero a la mayoría de quienes no se les había realizado la prueba para confirmar la presencia del virus.

Los casos confirmados con pruebas científicas son cerca de 2.800, señaló el funcionario.

No obstante, el último parte oficial del ministerio –cuyos datos usa la Organización Mundial de la Salud (OMS) para hacer sus estimaciones– sigue mostrando las cifras del viernes último, cuando se hablaba de 1.587 casos y 26 muertes.

El gran aumento en el número de infectados generó acusaciones de que las autoridades escondieron la gravedad de la pandemia en Argentina por motivos políticos.

El domingo pasado en el país se llevaron a cabo comicios legislativos, que el oficialismo perdió de manera ajustada.

Por su parte, la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Mirta Roses, opinó este viernes que el desarrollo del proceso electoral en medio de la pandemia, podía estar vinculado al fuerte alza en los casos de gripe A.

Acopio

La gran preocupación de muchos argentinos es la falta de antivirales e insumos médicos para combatir la gripe.

A comienzos de la semana, el jefe de Gabinete del gobierno, Sergio Massa, que preside el comité de crisis creado por el gobierno para controlar la pandemia, informó que a partir de ahora las autoridades sanitarias tratarían con antivirales a todo paciente sospechoso de tener la enfermedad.

Sin embargo fuentes consultadas por BBC Mundo informaron que esa política aún no ha sido puesta en práctica.

En tanto el laboratorio Roche, fabricante del principal antiviral utilizado para combatir la enfermedad, el oseltamivir (conocido comercialmente como Tamiflu), señaló que el medicamento estaría disponible en las farmacias esta semana, pero varios locales consultados por BBC Mundo afirmaron que no tenían el producto.

El anuncio de Roche generó un ola de consultas en las farmacias y muchos temen que cuando el producto llegue, se agote antes de que pueda alcanzar a quienes más lo necesitan, tal como está ocurriendo con los tapa bocas y el alcohol en gel.

Según algunos proveedores, provisiones pensadas para durar dos meses se están acabando en cuestión de horas en algunas farmacias.

En tanto, las autoridades han pedido a la población que no haga acopio.

"Hay que ser responsables", pidió Manzur.

Según el gobierno, el Estado cuenta con dos millones de tratamientos de Tamiflu para hacer frente a la pandemia.

Los medios uruguayos informaron que muchos argentinos han viajado al país vecino en busca del medicamento y de tapa bocas.

Temor

Image caption Los especialistas hacen hincapié en la necesidad de prevenir y aumentar las medidas de contención.

La preocupación de que el brote de gripe A es peor de lo que advertían las autoridades y la sensación de que la pandemia está fuera de control en Argentina, explica por qué muchas personas han salido a buscar soluciones por cuenta propia.

Muchos temen no tener acceso a los medicamentos dentro de las 48 horas de la enfermedad, cuando los antivirales hacen efecto.

Médicos consultados por BBC Mundo coincidieron en que la consulta tardía y el retraso en el tratamiento médico podían explicar los casos de muertes en personas saludables, cuyo estado de salud se deterioró a gran velocidad.

La particularidad de esta enfermedad, que –por motivos aún no aclarados– afecta especialmente a gente joven, también asusta a muchos.

Asimismo, existe gran preocupación entre las personas que pertenecen a grupos en riesgo –como embarazadas, asmáticos, o personas inmunodeprimidas– que son más susceptibles de sufrir complicaciones por el nuevo virus.

"El problema más importante es la falta de insumos caros, como respiradores", le advirtió a BBC Mundo el doctor Carlos Bergallo, jefe del Servicio de Infectología del Hospital Córdoba, quien criticó la decisión del gobierno de no decretar la emergencia sanitaria en el país.

Mitos y realidades

Image caption La presidenta Cristina Fernández reclamó a los medios "no generar pánico en la gente".

Al tiempo que hacen hincapié en la necesidad de prevenir el contagio y aumentar las medidas de contención, los expertos en salud reiteran la necesidad de no sobredimensionar la gravedad de esta nueva enfermedad.

En ese sentido, recuerdan que en 2008 la gripe estacional infectó a 1.200.000 personas y se cobró la vida de 3.600 en Argentina.

"La diferencia es el grupo etario", explicó el doctor Bergallo.

"La gripe estacional afecta más a la gente de mayor edad y a los niños, mientras que en esta nueva gripe, entre los afectados hay gente joven y sana", señaló.

En tanto, el doctor Pablo Bonvehí, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología y miembro del comité de crisis del gobierno, recordó que la mayor parte de las personas que contraen el virus H1N1 se cura, sin inconvenientes.

"La gran mayoría de los casos tienen buena evolución, con o sin medicación", le dijo a BBC Mundo.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner también apeló a la calma de la ciudadanía y reclamó a los medios "no generar pánico en la gente".

Más gripe A

Los expertos en Argentina coinciden en que los casos de contagio de la gripe A han superado los de la gripe estacional este año.

¿Significa eso que potencialmente podría llegar a haber más de un millón de casos de gripe porcina, como hubo el año pasado de gripe tradicional?

"Podría ser", dijo Bonvehí, aunque aclaró que "en la medida que más gente se infecta, va disminuyendo la transmisibilidad del virus", debido a que una persona que tuvo la infección queda inmunizada y ya no es receptora.

"Los virus de la influenza tradicional en algún momento fueron pandémicos, así que en el futuro esta gripe seguramente también va a pasar a ser estacional", concluyó.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.