Última actualización: jueves, 23 de julio de 2009 - 16:22 GMT

El regreso de "El Niño"

Tormenta

Cuando comienza "El Niño", el aumento de la temperatura de la superficie del Pacífico central cambia la presión atmosférica e intensidad de los vientos, desencadenando una serie de alteraciones climáticas.

Tras registrar un aumento constante durante seis meses en las temperaturas de la superficie marina del Océano Pacífico Central, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA, por sus siglas en inglés) confirmó el inicio del fenómeno climatológico conocido como "El Niño".

La sola mención de "El Niño", un incidente meteorológico asociado al incremento de las temperaturas en la zona ecuatorial del Pacífico que ocurre cada cuatro o cinco años y afecta el clima en todo el mundo, es para muchos una señal de alarma.

No es para menos. Hace poco más de una década, entre 1997 y 1998, tuvo lugar uno de los peores "El Niño" de la historia.

Su paso dejó un saldo de más de 2.000 muertos. Las inundaciones en América del Sur (que principalmente afectaron vastos sectores de Chile, Bolivia, Ecuador y la costa oeste de EE.UU.) y en zonas de África acabaron con las cosechas de la mayoría de los países afectados. Las sequías se propagaron por Australia y partes del sudeste asiático, provocando incendios forestales, y las reservas pesqueras de América del Sur quedaron mermadas.

El huracán Mitch en 1998, también vinculado este fenómeno climatológico, provocó intensas inundaciones en Centroamérica que dejaron más de 9.000 muertos.

Se calcula que el monto total en daños a nivel global superó los US$34.000 millones.

En América

Aún es temprano para predecir si "El Niño" cobrará una fuerza semejante a la que adquirió en el pasado, pero los pronósticos de la NOAA reflejan un consenso sobre el crecimiento y desarrollo de esta anomalía.

"Las condiciones actuales y las tendencias recientes favorecen el desarrollo continuo de un fortalecimiento de débil a moderado de 'El Niño' hasta el otoño de 2009 del hemisferio norte, con posibilidad de fortalecimiento a partir de entonces".

Las condiciones serán más húmedas en la costa oeste de América del Sur. Ecuador y el norte de Perú lo sentirán entre enero y abril de 2010 y Uruguay, el noreste de Argentina y el sur de Brasil, entre noviembre de 2009 y febrero de 2010

Michelle L'Heureux, NOAA

Y las previsiones para el continente americano aún son vagas.

"Si su potencia es moderada o fuerte, entre noviembre de 2009 y marzo de 2010, las condiciones en el centro y el este de la cuenca amazónica serán más áridas que el promedio y entre enero y mayo de 2010 lo serán en el noreste de Brasil", le dijo a BBC Mundo Michelle L'Heureux , Directora del equipo de Predicción del El Niño/Oscilación del Sur de la NOAA,

"Mientras que las condiciones serán más húmedas en la costa oeste de América del Sur. Ecuador y el norte de Perú lo sentirán entre enero y abril de 2010 y Uruguay, el noreste de Argentina y el sur de Brasil entre noviembre de 2009 y febrero de 2010", añadió la experta.

No tan malo

el niño

Sequía en Australia
  • 2002-3: Sequías en Australia
  • 1997-8: Sequía en África. Lluvias excesivas en Perú y Ecuador. Sequías en Brasil, Malasia e Indonesia que provocaron incendios forestales
  • 1994-5: Inundaciones devastadoras en EE.UU.
  • 1991-2: Sequía severa en Sudáfrica que afectó a más de 100 millones

Pese a que su llegada siempre parece augurar una tragedia, L'Heureux explica que los efectos negativos o positivos que pueda llegar a tener sobre una región determinada varían de acuerdo a su fortaleza.

"'El Niño', por ejemplo, puede traer lluvias beneficiosas -este invierno- al sureste de Texas, en EE.UU, que actualmente atraviesa una sequía. Pero si llueve demasiado, puede convertirse en una amenaza, por las posibles inundaciones", le dijo L'Heureux a BBC Mundo.

Otro efecto positivo, agrega, "es que puede poner coto a los huracanes del Caribe, en el Atlántico".

Algo que también ha generado preocupación ante la inminente llega de "El Niño" es si el calentamiento global podrá exacerbar su efecto.

L'Heureux despeja la duda: "'El Niño' es un fenómeno natural que ha venido ocurriendo desde hace miles de años. Hasta el momento no hay evidencia de una relación entre este incidente climatológico y el cambio climático y el último inofrme del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático dice claramente que no hay indicios consistentes sobre futuros cambios en la amplitud o frecuencia de 'El Niño' en el siglo XXI".

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.