Droga contra la diabetes que adelgaza

Cuerpo de una persona obesa
Image caption El tratamiento con liraglutide puede costar unos US$800.

Las inyecciones que se utilizan para la diabetes pueden ser más efectivas que las mejores píldoras para perder peso, según un estudio de la Universidad de Copenhague en Dinamarca y que publica la revista "The Lancet".

La investigación determinó que los pacientes que recibieron la droga contra la diabetes liraglutide, que contiene la hormona de la saciedad, estuvieron dos veces más propensos a perder una cantidad considerable de peso que aquellos que tomaron el fármaco para adelgazar orlistat.

El profesor Arne Astrup, jefe del estudio y asesor de la compañía que produce liraglutide, explicó que el motivo por el cual es tan efectiva es que "imita una hormona intestinal llamada GLP-1 que se libera en el intestino delgado después de comer".

"Le dice al cuerpo que produzca más insulina y al cerebro que deje de comer. El problema es que se elimina del riego sanguíneo en cuestión de minutos", dijo Astrup, quien señaló que para solucionar este problema, "la compañía (Novo Nordisk) agregó una molécula que la hace más resistente, y así dura todo un día".

Pero no es tan sencillo convertir un tratamiento contra la diabetes con liraglutide en uno contra la obesidad: en primer lugar la droga debe ser inyectada todos los días para que no se diluya en el intestino.

En segundo lugar está su precio; un tratamiento de seis meses cuesta alrededor de US$800.

Un portavoz de GlaxoSmithKline, que produce orlistat, dijo que la comparación era injusta pues las drogas fueron administradas en diferentes dosis y maneras.

Efectos a largo plazo

Además, se necesitan más estudios para determinar los riesgos y beneficios a largo plazo, pues las pruebas a 564 pacientes se hicieron durante sólo 20 días.

Tiempo en el cual se sometió a una dieta de 500 calorías al día y ejercicio a tres grupos de 19 hospitales. Uno de ellos recibió un placebo, al segundo se le dio orlistat (Xenical) y al tercero lo trataron con liraglutide, conocido como Victoza.

Después de 20 semanas, más del 70% de los pacientes inyectados con 3mg de liraglutide perdieron más del 5% de su peso, comparado con el 44% de los pacientes que tomaron 120mg de orlistat y el 30% que ingirió un placebo.

Si bien el profesor Astrup recibió financiación de Novo Nordisk, es considerado una eminencia en obesidad.

El profesor George Bray, del departamento de obesidad de la Universidad de Lusiana, se mostró optimista ante la promesa de una nueva generación de drogas contra la obesidad. No obstante advirtió que "todavía queda por determinar si es aceptable un tratamiento inyectable para la obesidad a largo plazo".

El estudio contó con voluntarios de edades comprendidas entre los 18 y 65 años de toda Europa, con un índice de masa corporal de entre 30 y 40 (un cálculo que se hace dividiendo el peso en kilos con la altura en metros cuadrados).

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.