Última actualización: martes, 3 de noviembre de 2009 - 15:11 GMT

Aspirina, sólo para enfermos del corazón

Las personas que no tienen problemas cardiovasculares obvios no deben consumir aspirina para protegerse de infartos y derrames cerebrales, advierte un estudio.

Aspirina

Los riesgos de tomar el fármaco como protección son mayores que cualquier beneficio.

La investigación del Drugs and Therapeutics Bulletin (DTB) -Boletín de Fármacos y Terapéutica- afirma que el fármaco puede causar hemorragia interna grave y no previene la muerte por enfermedad cardiovascular (trastornos del corazón y vasos sanguíneos).

Agrega que los médicos deben llevar a cabo una revisión de todos los pacientes que actualmente toman aspirina como medida protectora contra afecciones del corazón.

Ingerir una dosis de baja de aspirina diaria es un método ampliamente utilizado para prevenir episodios de estos trastornos en las personas que ya han tenido problemas como infartos o derrames cerebrales.

Este enfoque -conocido como prevención secundaria- está bien establecido e investigaciones pasadas han confirmado sus beneficios.

Sin embargo, se cree que muchos miles de personas en varios países toman el fármaco como medida de protección contra la enfermedad cardiovascular antes de que presenten algún síntoma.

"Cada vez hay más evidencia científica que muestra que no es posible identificar beneficios por el uso de la aspirina en los pacientes que no han sufrido infartos ni derrames cerebrales en el pasado", explicó a la BBC el doctor Ike Ikeanacho, editor del DTB.

"Como mucho, la aspirina tiene un potencial beneficio leve en esas personas. Pero este beneficio se contrarresta por un riesgo real del fármaco, que incluye hemorragias internas", agrega el científico.

Evidencia en aumento

Entre 2005 y 2008, el DTB -publicación británica que se encarga de evaluar los tratamientos y fármacos utilizados en la clínica- afirma que fueron publicadas cuatro guías que recomendaban la aspirina como "prevención primaria" de la enfermedad cardiovascular, es decir, en pacientes que no habían mostrado signos del trastorno.

Estos incluían a personas de 50 años y mayores con diabetes tipo 2 y a aquellos con hipertensión.

En el pasado se pensaba que los beneficios de la aspirina -incluso como prevención primaria- superaban a los riesgos de sufrir una hemorragia interna. Pero lo que estamos diciendo hoy es que la evidencia científica más reciente no apoya esa creencia, y que los riesgos del fármaco son mayores que cualquier beneficio

Dr. Ike Ikeanacho

Sin embargo, el DTB afirma ahora que un análisis reciente de seis ensayos clínicos controlados en los que participaron un total de 95.000 pacientes, publicado en la revista médica The Lancet, no apoya el uso rutinario de aspirina en esos pacientes.

Esto se debe, añade, al riesgo de hemorragias gastrointestinales graves y el impacto insignificante que tiene el fármaco en la reducción de tasas de mortalidad.

Los autores afirman que una hemorragia interna severa puede ser tan peligrosa como un infarto e incluso ser letal.

Según el doctor Ikeanacho, el principal problema con este enfoque es que muchos en todo el mundo toman el fármaco por su propia cuenta, es decir, sin haber consultado al médico.

"Estas personas creen que al ingerir una aspirina diaria le están haciendo bien a su salud. Pero nuestra recomendación es que primero hablen con su médico o farmacéutico y discutan la evidencia más reciente, para poder tomar una decisión informada sobre el uso del fármaco", advierte el médico.

Decisión informada

Tabletas

La aspirina puede provocar hemorragia interna severa.

Este estudio, subraya el investigador, no está diciendo que la aspirina es peligrosa para todos los pacientes, porque ciertamente los que han sufrido problemas cardiovasculares pueden beneficiarse de ella.

"Esta es una situación en la que se deben equilibrar los riesgos y los beneficios", explica el investigador.

"En el pasado se pensaba que los beneficios de la aspirina -incluso como prevención primaria- superaban a los riesgos de sufrir una hemorragia interna".

"Pero lo que estamos diciendo hoy es que la evidencia científica más reciente no apoya esa creencia, y que los riesgos del fármaco son mayores que cualquier beneficio", agrega.

El Colegio Real de Médicos Generales del Reino Unido apoya la recomendación del DTB.

"Dada la evidencia, el informe del DTB sobre el consumo de aspirina es muy sensato", afirma el profesor Steve Field, presidente del organismo.

"El Colegio Real de Médicos Generales apoya la petición del DTB para que las actuales recomendaciones sobre la prescripción de la aspirina sean corregidas y para que los médicos lleven a cabo una revisión de los pacientes que actualmente toman aspirina como método de prevención", dice el funcionario.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.