Jirafas se salvan de la extinción

Jirafas
Image caption Estas sub especies de jirafa estuvieron a punto de extinguirse hace una década.

La población de jirafas de Níger estuvieron a punto de extinguirse hace tan sólo diez años. Hoy en día no sólo se ha registrado un crecimiento sostenido de esta especie, sino que han migrado a nuevos hábitats.

Con una pequeña manada de 50 animales, los conservacionistas del país africano -ayudados por el gobierno- supieron proteger la especie y crear un ambiente idóneo que permitió su reproducción hasta llegar a las 200 de hoy día.

Este tipo de jirafa sólo existe en la región del África occidental, donde hace muchos años deambulaban por las vastas extensiones de la zona; desde los desiertos de Chad, hasta la costa atlántica.

Pero en la actualidad estos animales en peligro sólo se encuentran en una pequeña área cercana a la capital de Níger, Niamey.

Julian Fennessy, de la Fundación para la Conservación de Jirafas, le dijo a la BBC que esta especie convive con los granjeros locales.

"Cuando conduces o caminas por la zona ubicada a 60 kilómetros de la capital, ves cómo estas jirafas conviven con las personas. Las puedes ver en los campos. Toman agua de los mismos bebederos de los rebaños", explicó Fenessy.

Nuevos hábitats

Image caption Hoy en día las jirafas conviven con los granjeros de la región.

"Es una sinergia extraordinaria lo que hay entre la gente de la zona y las jirafas", agregó.

A medida que su población aumentaba, las jirafas empezaron a migrar.

Estos animales están buscando nuevos campos, por lo que es vital hacerles un seguimiento.

Para ello, el gobierno permitió que los conservacionistas que compraran collares que permitirán monitorear los movimientos de las jirafas.

Además, las autoridades del país africano prohibieron todo tipo de caza, pues creen que las jirafas les ayudarán a impulsar la industria del turismo.

Se espera que estos animales, que llegan a tener una altura de seis metros, repueblen la región.

Contenido relacionado