Abuela mona cuida a su nieta

Macacos. Foto: Masayuki Nakamichi
Image caption El cuidado de las abuelas resultó fundamental para la supervivencia de los macacos.

Un equipo de científicos halló a dos monos al cuidado de sus abuelas entre un grupo de macacos que viven libremente en la región de Katsuyama, en Japón. Este comportamiento -que incluye cuidados básicos así como amamantamiento- dicen los expertos, constituye la primera evidencia indiscutible de esta relación en primates que no son seres humanos.

Este mismo grupo de primates (Macaca fuscata) está bajo observación desde 1958. Por esta razón, existe un registro de las fechas de nacimiento y las relaciones de cada individuo.

Uno de los científicos, el Doctor Masayuki Nakamichi de la Universidad de Osaka, estudia las interacciones sociales de estos animales desde hace 30 años.

Sin embargo, el comportamiento de estas dos abuelas lo dejó totalmente sorprendido.

"Sabemos que algunos monos... a veces adoptan a monos pequeños. En la mayoría de los casos son mujeres que han perdido a sus hijos", explica Nakamichi.

Pero en este caso, dice el científico, se trata de individuos de más edad.

"Es muy inusual para dos hembras que no tienen cría desde hace mucho tiempo ocuparse de sus nietos", agregó.

Nakamichi y sus colegas observaron primero a la mona conocida como GM1, un macaco hembra de 24 años, cuidando a su nieta GD1.

GD1 era la hija de su propia hija, M1.

GM1 comenzó a cuidar a GD1 después de 20 días de su nacimiento y se involucró aún más después de que la madre, M1, desapareció del grupo.

Allí fue cuando la abuela se hizo cargo completamente de su nieta de ya dos meses y comenzó a amamantarla.

La abuela la cuidó por cerca de seis días, hasta que su madre regresó.

Cuidados esenciales

El segundo caso involucra a una mona de 23 años, GM2, y a su nieta de 14 meses, GD2. La madre, M2, estaba ocupada con su hijo más pequeño, por esta razón la abuela se ocupó de amamantar y cuidar a la nieta.

Este comportamiento se prolongó por cinco meses.

En ambos casos, los expertos creen que las abuelas brindaron a sus nietos cuidados esenciales.

Sin la intervención de GM1, dicen los expertos, su nieta hubiese muerto en menos de dos semanas.

El comportamiento de las dos monas mayores apuntala la "hipótesis de la abuela".

"Es la idea de que las abuelas en edad post reproductiva pueden jugar un rol importante en la supervivencia de sus nietos, aunque ellas ya no puedan tener sus propios hijos", dice Nakamichi.

Al cumplir este papel, añade, las mujeres aumentan las posibilidades de que sus propios genes puedan transmitirse a las generaciones futuras.

Primer caso

Esta idea permite explicar por qué los mamíferos como los monos pueden mantenerse bien mucho después de su edad reproductiva, y al hacerlo, pueden contribuir a la supervivencia de sus parientes.

No obstante, obtener evidencia que avale esta hipótesis no ha sido fácil.

Numerosos estudios han demostrado que varias especies de monos como los macacos japones o los langures forman relaciones cercanas con sus nietos, invirtiendo tiempo en ellos y, ocasionalmente, protegiéndolos.

Pero otros estudios sobre los babuinos o monos titíes, por ejemplo, muestran que la presencia de los abuelos no aumenta la chance de supervivencia de los monos más pequeños.

En el caso de otros mamíferos, como por ejemplo el elefante, las abuelas también pueden ayudar a sus nietos.

Peor generalmente la abuela tiene más descendencia y no brinda cuidados esenciales.

"Por lo que sabemos, no se han reportado casos en los que la abuela sin más hijos -y no la madre- brinde cuidados esenciales para la supervivencia de sus nietos, lo cual da validez a la hipótesis de la abuela", concluye Nakmichi.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.