Crean implante contra células cancerosas

Un implante que se coloca bajo la piel logró "instruir" al sistema inmune para que atacara y matara a células cancerosas en ratones, afirma una investigación.

Image caption El implante libera una proteína que atrae a un tipo de células inmunes.

Se trata de una "vacuna" anticancerosa que consiste de un pequeño disco de plástico que contiene antígenos.

Este nuevo enfoque contra el cáncer, diseñado por científicos de la Universidad de Harvard, funciona atrayendo a ciertas ciertas inmunes y mostrándoles cómo es el tumor que deben eliminar.

Las células cancerosas pueden evadir de forma muy efectiva al sistema inmune porque el organismo no las reconoce como cuerpos "foráneos".

Pero la nueva vacuna puede reprogramar al sistema inmune para que sea capaz de identificar a las células malignas.

Discos con antígenos

La idea de que una vacuna pueda crear un ataque del sistema inmune contra un tumor no es nueva y actualmente hay versiones de esta terapia en ensayos clínicos.

Pero el enfoque de la mayoría de estas versiones ha sido retirar a las células inmune del organismo, reprogramarlas para que reconozcan a las células cancerosas del paciente y volverlas a colocar.

Sin embargo, tal como señalan los científicos, más de 90% de las células reinyectadas en el organismo mueren antes de tener algún efecto en la investigación.

En el nuevo estudio, los científicos desarrollaron pequeños discos de plástico de 8 mm que liberan compuestos que atraen a las células dendríticas, que son un tipo de célula inmune.

Estas células pueden entrar al disco implantado bajo la piel y una vez dentro son expuestas a las proteínas que se encuentran en la superficie de las células cancerosas que van a atacar.

Con esta información las células dendríticas viajan hacia los nódulos linfáticos donde le "ordenan" a otro tipo de célula inmune, las células T, que ataquen y maten a las células cancerosas.

En ratones con cáncer de piel, afirman los investigadores en la revista Science Translational Medicine (Medicina Traslacional), el implante logró eliminar con éxito a los tumores.

Tejidos sanos

"Este trabajo demuestra el valor de la aplicación de los enfoques de bioingeniería en la inmunología" afirma el doctor David Mooney, quien dirigió el estudio.

Image caption El implante fue colocado bajo la piel de ratones.

"Al combinar a la ingeniería con la inmunología hemos logrado dar un gran paso hacia el diseño de vacunas efectivas contra el cáncer", expresa.

Los científicos creen que algún día estos implantes podrán ser usados junto con tratamientos de quimioterapia y cirugía para combatir el cáncer.

En teoría, dicen, la nueva técnica podría tener algunas ventajas sobre los tratamientos tradicionales, porque el hecho de que con el implante el sistema inmune sólo ataca a células cancerosas específicas evitaría causar daño al tejido sano.

Por eso se espera que la nueva técnica puede producir una resistencia a largo plazo y reducir las probabilidades de una recaída.

Tal como señalan los investigadores, para que puedan ser usados en humanos habría que modificar un poco la estructura del implante, pero creen que no será necesario alterar los componentes encargados de activar al sistema inmune.

"Se insertan en cualquier lugar bajo la piel" afirma el doctor David Mooney, quien dirigió el estudio.

"Casi de la misma forma como los anticonceptivos implantables pueden ser colocados bajo la piel del brazo de la mujer, los implantes activan una respuesta inmune que destruye las células tumorales", agrega.

Los expertos afirman, sin embargo, que todavía serán necesarias más investigaciones para comprobar si los resultados pueden confirmarse en seres humanos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.