Reunión de altura contra cambio climático

Everest
Image caption Los miembros del gabinete en buenas condiciones físicas subirán en helicóptero hasta los 5.250 metros.

El gobierno de Nepal celebrará una reunión ministerial en el Monte Everest para subrayar la amenaza que supone el cambio climático para los glaciares de la cordillera del Himalaya.

Este viernes, el primer ministro Madhav Kumar Nepal y los miembros del gabinete que estén en buenas condiciones físicas subirán 5.250 metros, hasta un campamento base situado en una meseta.

Un equipo de médicos acompañará a los ministros por miedo a que tanta altitud -la cumbre del Everest es el punto más alto de la tierra, a 8.850 metros sobre el nivel del mar- pueda afectar a la salud de los políticos.

Los doctores les harán un examen médico antes de volar en helicóptero hasta la pista de aterrizaje de Lukla, la única en todo el Everest.

Una vez allí realizarán una breve reunión al aire libre que servirá como anticipo de la Conferencia de Naciones Unidas contra el Cambio Climático, que se celebrará en Copenhague, Dinamarca, del 7 al 18 de diciembre.

Se espera que los 21 ministros que viajarán firmen una declaración contra el calentamiento global.

Esta "expedición", que será recibida en las alturas por monjes Sherpas, está financiada por un grupo de organizaciones privadas nepalíes, principalmente del sector turístico, explicó desde la ciudad de Syangboche, en el Himalaya, la corresponsal de la BBC Joanna Jolly.

Los riesgos del derretimiento

El gobierno nepalí pretende llamar la atención de la comunidad internacional ante el derretimiento de los glaciares.

El hielo en la región se está derritiendo rápidamente, sostienen las autoridades, y los lagos que se han formado como consecuencia de ello podrían acabar inundando aldeas cercanas.

Además, la fusión del hielo y la nieve haría aún más peligroso acceder a ciertas rutas montañosas, alertan.

Sobre todo en el Himalaya, donde según varios estudios, las temperaturas están subiendo más rápido que en el resto del Sudeste Asiático.

Algunos científicos también sostienen que, si desaparecen los glaciares, se pondrá en riesgo el acceso de mil millones de personas al agua.

En el cielo, bajo el agua

Image caption En octubre, el ejecutivo de Maldivas celebró una reunión bajo el agua.

No es la primera vez que un gobierno decide reunirse en un lugar tan poco frecuente como éste para alertar sobre el cambio climático.

Los miembros del gobierno de Maldivas celebraron en octubre un consejo bajo el agua.

El presidente del país, Mohamed Nasheed, y 11 de los 14 miembros de su gabinete, se sumergieron a cinco metros de profundidad ataviados con trajes de buzo en las aguas de una isla que suele utilizarse para entrenamiento militar.

El grupo firmó un documento en el que piden a los países que se comprometan a recortar las emisiones de CO2 de cara a la cumbre de Copenhague.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.