Última actualización: miércoles, 9 de diciembre de 2009 - 18:22 GMT

Países en desarrollo divididos por el CO2

Copenhague

Mientras unos países apoyan la creación de un acuerdo vinculante, otros se oponen.

Una marcada división entre los países en desarrollo parece haber surgido durante la tercera jornada de la Cumbre sobre Cambio Climático que se está llevando a cabo en Copenhague.

Las pequeñas islas Estado y los países pobres de África más vulnerables a los impactos del cambio climático exigieron que el resultado de la cumbre sea un tratado legalmente vinculante más firme que el Protocolo de Kioto.

La iniciativa despertó la oposición de países en desarrollo más ricos como China, que temen que un tratado más firme signifique un retraso en su crecimiento económico.

Según el enviado de la BBC a Copenhague, Richard Black, la división dentro del bloque de países en desarrollo es bastante inusual, ya que éste tiende a hablar con una sola voz.

El negociador de Tuvalu, Ian Fry, dejó en claro que su país no aceptará nada menos que una discusión a fondo sobre su propuesta de un nuevo protocolo legal, que entregó a la convención del clima de la ONU hace seis meses.

"Mi primer ministro y muchos otros jefes de Estado tienen la intención de venir a Copenhague a firmar un acuerdo legalmente vinculante", aseguró Fry.

"Tuvalu es uno de los países más vulnerables al cambio climático y nuestro futuro depende del resultado de esta cumbre", agregó el funcionario.

Crecimiento vs. calentamiento

El llamado de la isla fue respaldado por otros miembros de la Alianza de las Pequeñas Islas Estado y por algunos países de África como Sierra Leone, Senegal y Cabo Verde.

Tenemos un sistema válido para combatir el cambio climático

Su Wei, principal negociador chino

Muchos reiteraron también la necesidad de que los cambios de temperaturas no superen los 1,5ºC y que las concentraciones de gases con efecto invernadero se estabilicen a 350 partes por millón (ppm) y no a 450ppm, como prefieren los países desarrollados y algunos países en desarrollo.

Las economías de crecimiento rápido como China, India y Sudáfrica se oponen a fijar el límite en 350ppm porque creen que esto retardará su crecimiento.

Asimismo, se oponen a que se cree un nuevo protocolo legalmente vinculante paralelo al Protocolo de Kioto porque argumentan que éste es lo suficientemente estricto.

"Tenemos un sistema válido para combatir el cambio climático", dijo en este sentido Su Wei, principal negociador de China.

Sin embargo, explica el corresponsal de la BBC Richard Black, el acuerdo existente no es suficiente para los países más vulnerables que tienen mucho que perder si aumenta el nivel del mar y menos en cuanto al crecimiento económico.

"Proceso antidemocrático"

En otro frente, la delegación de Bolivia criticó el proceso de negociaciones iniciado en Copenhague calificándolo de "fallido, opaco, selectivo, ilegítimo y antidemocrático".

La jefa de la delegación, Angélica Navarro, instó a comenzar un nuevo proceso "transparente y ambicioso" que no se centre sólo en la reducción de gases con efecto invernadero sino que trate de resolver el problema del cambio climático, originado por los países industrializados.


La BBC está preparando un programa especial sobre Copenhague en el que conversaremos con un panel de líderes mundiales.

El clima en Copenhague

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.