Última actualización: lunes, 14 de diciembre de 2009 - 22:44 GMT

Un nuevo ojo en el espacio

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

La agencia espacial estadounidense NASA lanzó este lunes un satélite que se dedicará a captar imágenes del universo con luz infrarroja.

El vehículo espacial apodado con la sigla WISE (iniciales en inglés de Explorador de Observación Infrarroja de Campo Ancho) despegó a las 1409 GMT de la base aérea de Vandenberg, California, en un cohete Delta II.

“Fue un despegue impecable que iluminó la madrugada sobre los cielos de California”, señaló el corresponsal científico de la BBC, Palab Ghosh.

“El telescopio WISE podrá ver más allá del polvo espacial que suele cubrir la luz de estrellas distantes”, agregó.

El principal objetivo de la misión de US$320 millones será lograr un reconocimiento óptico sistemático del universo.

Imágenes de alta resolución

El telescopio cuenta con un dispositivo que permitirá a los astrónomos ver imágenes con una nitidez sin antecedentes.

Ilustración de telescopio WISE, imagen de NASA

WISE podría detectar asteroides y cometas que antes no se veían.

“Saca una imagen a cuatro colores cada 11 segundos. Esto es algo muy rápido para una misión de astronomía espacial. WISE sacará millones de imágenes y nosotros las vamos a juntar para proporcionar una vista panorámica del cielo”, señaló el científico de la NASA, Ned Harrington.

El científico está seguro que se encontrarán sorpresas “porque nosotros nunca le habíamos puesto el ojo a un volumen tan grande del universo”.

Los instrumentos probablemente detectarán el reflejo de millones de cuerpos celestes, incluyendo estrellas y galaxias nunca antes vistas.

El satélite también jugará un papel en la protección planetaria. WISE será capaz de detectar inclusive los asteroides y cometas más oscuros en las cercanías de la Tierra.

Prevención de asteroides

Esto podría agilizar los esfuerzos por determinar si alguno de esos objetos podría impactar nuestro planeta en un futuro cercano.

La sonda opera con un sistema de enfriamiento de hidrógeno super frío.

Sus instrumentos pueden ver luz infrarroja, o emisiones de calor que salen de objetos, y debe mantenerse a bajas temperaturas de hasta 266 grados centígrados negativos.

“WISE debe mantenerse más frío que los objetos que observa”, señaló Ned Wright de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), el principal investigador de la misión.

“Ahora estamos en condiciones de ver el reflejo infrarrojo de centenares de miles de asteroides y centenares de millones de estrellas y galaxias”, agregó.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.