Paraguay: indígenas ocupan parque nacional

Un grupo de indígenas Aché inició este lunes la ocupación del Parque Nacional Caazapá, en Paraguay, para protestar por la tala indiscriminada de árboles y la falta de respuesta del gobierno a la solicitud de ser declarados custodios del lugar.

Image caption La protesta es llevada adelante por uno de los siete asentamientos del pueblo Aché.

"Nos vamos a quedar hasta que las autoridades hagan lo que tengan que hacer", dijo Emiliano Mbejyvági, de la Federación Nativa Aché de Paraguay, al anunciar la ocupación de la reserva natural, unas 16.000 hectáreas situadas a 230 kilómetros al sureste de Asunción.

La medida de protesta es llevada adelante por uno de los siete asentamientos del pueblo Aché, ubicado en la comunidad de Ypetimí, 30 kilómetros al norte del parque Caazapá.

Los indígenas piden que se les otorgue la protección del área, pues está siendo devastada por delincuentes que talan y venden los rollos "en complicidad con los funcionarios encargados de su cuidado", señaló Mbejyvági.

De acuerdo a las explicaciones del líder Aché, los reclamos del otorgamiento del manejo y custodia del Parque Nacional se vienen realizando desde hace unos 10 años ante las instancias institucionales correspondientes.

Situación compleja

Por su parte, el director de Áreas Protegidas de la Secretaría del Ambiente (SEAM), Raúl Alonso, le dijo a BBC Mundo que la situación es muy compleja, ya que en un principio pedían ser declarados custodios de las 16.000 hectáreas "pero ahora solicitan que se les entregue la tierra en carácter de propiedad".

"Eso está fuera de nuestro alcance, pues es un territorio intransferible e inalienable y sólo el Congreso Nacional puede decidir su desafectación a partir de una ley", explicó.

No obstante, las autoridades paraguayas se opondrían a la expropiación del Parque Nacional y su cesión a los indígenas pues quienes reclaman las tierras ya poseen 1.600 hectáreas en la comunidad de Ypetimí, a 30 kilómetros al norte del parque nacional.

"El problema se suscita porque unas 800 hectáreas del asentamiento fueron deforestadas y alquiladas a productores de soja para convertirlas en sojales", afirmó Alonso.

En peligro de extinción

En el parque nacional Caazapá se identificó la existencia de 150 especies de aves, de las cuales 53 se encuentran con algún tipo de amenaza para su supervivencia. Entre los mamíferos están identificadas 18 especies de las cuales 14 están amenazadas.

El funcionario de la SEAM dio la razón a los indígenas en cuanto a la tala indiscriminada de árboles y explicó que el área está actualmente recibiendo una gran presión tanto de productores de soja como de madera.

"Está siendo muy castigada por el tráfico ilegal de rollos, pero se está combatiendo", señaló Alonso y negó cualquier participación de guardaparques en hechos ilícitos.

"No existe evidencia alguna de participación de funcionarios de la institución en el tráfico ilegal", aseguró.

Con presencia de agentes de policías y fiscales, las autoridades se disponen a negociar con los indígenas este conflicto que ya lleva años sin resolver.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.