Miles de canguros invaden Australia

Canguro
Image caption Los canguros comenzaron a comer la hierba de las ovejas.

Los campesinos del norte de Australia informaron que una plaga de canguros ha comenzado a atacar sus propiedades.

Los daños provocados por estos animales han causado pérdidas de decenas de millones de dólares, aseguraron los damnificados.

Intensas lluvias en distintas partes del estado de Queensland han hecho que un gran número de marsupiales salieran en masa para alimentarse de los flamantes pastizales que crecieron tras las precipitaciones.

Más al sur, en cambio, las prolongadas sequías han forzado a las autoridades a suspender la matanza de canguros en algunas zonas del estado de Nueva Gales del Sur.

La atracción del verde

Según cuenta Stephen Tully, de Queensland, miles de canguros invadieron su granja de ovejas.

Las lluvias recientes reverdecieron sus campos y la perspectiva de una deliciosa comida resultó irresistible para los marsupiales.

"Esta hierba la necesitamos para nuestros animales, pero también, desde el punto de vista medioambiental, si desaparece es terrible", le dijo Tully a la BBC.

Pero no es sólo el clima húmedo lo que ha provocado un aumento en el número de marsupiales. Este incremento se debe también a la suspensión de la importación de carne de canguro a Rusia por razones sanitarias.

Para Mark O'Brien, alcalde de Murweh Shire, en el oeste de Queensland, es crucial resolver los problemas que están impidiendo la exportación de este producto.

La comercialización de carne de canguro es una alternativa para "reemplazar a la industria ovina y a la venta de lana de oveja que está declinando rápidamente", explica O'Brien.

¿Canguros en peligro de extinción?

Image caption En el sur, debido a la sequía, la población de canguros está disminuyendo.

Mientras las poblaciones de canguros han aumentado marcadamente en Queensland, las autoridades de Nueva Gales del Sur dicen que las sequías están provocando la disminución de dos especies en la zona.

Por este motivo, las autoridades impusieron una prohibición para cazar canguros en un área de 100.000 Km. cuadrados cerca de la ciudad de Griffith.

Según los defensores de los derechos de los animales, los canguros australianos están al borde de la desaparición. Estos disputan las cifras oficiales que estiman que en todo el continente hay al menos unos 25 millones de canguros.