OMS: la gripe porcina "no está derrotada"

Margaret Chan
Image caption Chan advirtió que la pandemia de la gripe porcina no sería derrotada sino hasta el año 2011.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la pandemia de la gripe porcina no sería derrotada sino hasta el año 2011, y que es necesario estar alertas ya que el virus que la provoca puede mutar a una cepa más peligrosa.

Esto pese a que hay señales de que la pandemia parece haber pasado su punto máximo de expansión en América del Norte y algunos países de Europa.

"Aún es prematuro y demasiado pronto para decir que hemos llegado al final de la influenza pandémica (del virus H1N1) a nivel mundial. Sería prudente y apropiado (...) seguir controlando la evolución de esta pandemia durante los próximos seis a 12 meses", dijo la directora de la OMS, Margaret Chan, en una conferencia de fin de año.

Virus "impredecible"

La gripe causada por el virus H1N1 se expandió a más de 200 países desde que surgió en abril de 2009 y causó 12.000 muertes confirmadas por laboratorio, aunque probablemente llevará dos años establecer la mortalidad real causada por este virus, de acuerdo a la OMS.

Se calcula que millones de personas se han infectado con esta cepa, aunque en su mayoría se recuperaron sin tratamiento especial.

Image caption Las naciones ricas y las farmacéuticas se comprometieron a donar 190 millones de dosis de vacunas.

Sin embargo, se comprobó que los jóvenes, las embarazadas y las personas con condiciones de salud subyacentes -como enfermedades cardíacas o pulmonares- son más vulnerables y en ocasiones requieren atención en terapia intensiva.

Chan remarcó que los virus de la gripe en general son altamente impredecibles y pueden mutar a formas más severas.

Además, la funcionaria informó que las naciones ricas y las farmacéuticas se comprometieron a donar 190 millones de dosis de vacunas contra el virus H1N1 a 90 países en desarrollo.

Sin embargo, en México -donde se originó este virus- sólo un 40% de la población en riesgo aceptó inmunizarse, por temor a los efectos secundarios de la vacuna contra la gripe porcina, reportó el corresponsal de BBC Mundo en México, Alberto Nájar.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.